17 de febrero de 2020 17/2/20

Carlos Huertas, clasificado para el campeonato de Europa

Carlos Huertas, clasificado para el campeonato de Europa - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Carlos Huertas, clasificado para el campeonato de Europa - (foto 2)
    Carlos Huertas, clasificado para el campeonato de Europa - (foto 3)
    Carlos Huertas, clasificado para el campeonato de Europa - (foto 4)
    Carlos Huertas, clasificado para el campeonato de Europa - (foto 5)

    Carlos Huertas era el principal favorito para convertirse en campeón de España de parakárate el fin de semana del 18 y 19 de enero en Leganés. Aunque estuvo a punto de conseguirlo, un imprevisto de última hora le supuso quedar en segunda posición, obteniendo la medalla de plata y, eso sí, clasificándose para el próximo Campeonato de Europa, que se celebrará en Azerbaiyán a finales de marzo y en el que puede revalidar su título como vigente campeón.

    Tras un intenso fin de semana en Leganés, Carlos vuelve a casa con una medalla de plata colgada al cuello y con el buen sabor de boca de haber realizado una competición excelente, pero con un ligero toque amargo por no haber obtenido su tan merecida y deseada medalla de oro.

    Y es que el joven parakarateca finalizó todas las rondas clasificatorias en el primer puesto, llegando a situarse un punto entero por encima del segundo contrincante, una superioridad abismal teniendo en cuenta que normalmente la diferencia entre unos y otros es de décimas o de centésimas.

    Sin embargo, algo se torció cuando, al llegar a la final, les comunicaron que había habido un cambio en la normativa: Ya no se podía repetir el último kata realizado en la fase anterior, esto es, el ejercicio que el karateca realiza sobre el tatami, «así que no pudo realizar en la final el kata que mejor le salía», apunta Pepe Claramunt, su entrenador, debiendo efectuar otro «muy difícil que se suele hacer al principio de la competición, porque si sale bien, da muchos puntos, pero que tiene un riesgo brutal en una final», añade.

    Así, Carlos tuvo que realizar en la final del Campeonato de España un complicado ejercicio que no había preparado para ello, y aunque había estado excelente y muy tranquilo durante las dos jornadas, «se puso tan nervioso que se desequilibró en tres giros y, por centésimas, perdió el primer puesto y pasó a ser subcampeón», explica Claramunt.

    Al cambio de planes se sumó el hecho de que su entrenador no pudo estar con él justo antes de la final, ocupando el puesto de coach el seleccionador de la Selección Valenciana de Parakárate. «Normalmente, antes de salir nos sentamos juntos y hablamos, porque el apoyo psicológico es muy importante», comenta Pepe Claramunt, «especialmente cuando se trata de un deportista con discapacidad intelectual».

    Aunque los resultados son excelentes, tanto el entrenador como el karateca sienten la frustración de no haber obtenido el oro cuando era el claro favorito, incluso entre los comentaristas y los jueces. «De hecho, Antonio Gutiérrez, el deportista que finalmente ganó y que es el actual campeón del mundo, declaró que tenía muchas dudas de ganar», explica orgulloso Claramunt, «porque veían que Carlos estaba muy seguro y se hacía con todo».

    La deportiva competitividad entre ambos es evidente, ya que «los dos tienen un nivel muy alto», explica el entrenador: Gutiérrez es el actual campeón mundial, pero Carlos le ganó en el pasado campeonato europeo, y también en las fases clasificatorias de este campeonato de España. «Y, como son los dos más fuertes, siempre los enfrentan», comenta, así que probablemente vuelvan a luchar por el oro en la próxima competición.

    A pesar de que la historia dio un giro desequilibrado en el último momento, las sensaciones son muy buenas, y es que el joven de 26 años ha demostrado una vez más estar a la altura de los mejores deportistas de esta disciplina, no solo a nivel autonómico, sino también nacional, europeo y mundial. «Voy a por el oro en el Campeonato de Europa», declara Carlos Huertas, que asegura estar muy contento con su plata en este nacional.

    «Vamos a preparar una kata adecuada a la nueva normativa para que pueda ser de nuevo campeón de Europa», asegura Claramunt, algo que le clasificaría automáticamente para competir en el próximo campeonato del mundo, que se celebrará en Dubai en noviembre de 2020. «Tiene que ser campeón del mundo», augura el entrenador, que confía plenamente en el que es su pequeño saltamontes desde hace más de 20 años y actual campeón de Europa.

    Subir