elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Pujada a la Nevera pasada por agua

Pujada a la Nevera pasada por agua - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Pujada a la Nevera pasada por agua - (foto 2)
    Pujada a la Nevera pasada por agua - (foto 3)
    Pujada a la Nevera pasada por agua - (foto 4)

    La que, por las condiciones meteorológicas reinantes durante toda la noche y antes de empezar la carrera, hubiera podido ser una carrera complicada, tanto para corredores como para la organización, ha resultado ser un elemento de diversión para los cientos de aficionados, que les ha permitido gozar de unos senderos en perfectas condiciones, como así lo corroboraban con unanimidad los participantes cuando llegaban a la línea de meta.

    Albert Ferrer, en un gran momento de forma, ha impuesto a partir del kilómetro 2 un ritmo de crucero que nadie más ha sido capaz de seguir, para realizar la totalidad de la carrera en solitario parando el crono en un tiempo 2h19’01”. Ha completado el podio masculino el atleta local Diego Marin y el corredor de C.M. Vistabella, Remigio Queral con un tiempo de 2h22’18”, que han llegado juntos a la linea de meta.

    En cuanto a las féminas, la prueba ha sido ganada con claridad por Sonia Mundina, que ha sabido aprovechar el despiste de Lola Peñarrocha y Sara Fabregat, que encabezaban la prueba hasta el kilometro 20. María Eugenia Inturias y Yowanka Pallarés han ocupado el resto de los escalones del podium.

    605 participantes entre corredores y caminantes, eran los que habían inscritos, pero las condiciones meteorológicas, han hecho que un centenar largo hayan decicido quedarse en casa, siendo finalmente unos 450 los que han tomado la salida a las 8 de la mañana, con un intensa lluvía donde se han acumulado más de 100l/m2 y ha provocado que por los barrancos y riachuelos volvieran a brotar el agua.

    La organización se siente muy satisfecha con esta edición de la carrera, ya que las muestras de contento expresadas por los corredores, hacen que todo el trabajo y las horas invertidas tengan una gran recompensa, que anima a seguir apostando por la organización de este tipo de eventos, tan necesarios para dar a conocer un pueblo de interior como Atzeneta.

    Subir