22 de febrero de 2020 22/2/20

El PSPV-PSOE pedirá a la Generalitat diecisiete medidas urgentes de apoyo al sector cerámico ante la crisis

  • • La comissió executiva provincial aprobó el texto en la reunión extraordinaria que se celebró ayer por la tarde en la sede del partido

La Comissió Executiva Provincial Extraordinaria del PSPV-PSOE de Castelló se reunió ayer para aprobar, entre otras cuestiones, una proposición no de ley que se presentará en las Cortes Valencianas para solicitar diecisiete medidas concretas para impulsar el sector azulejero y ayudar a superar la crisis que está atravesando, según ha anunciado el secretario general provincial y portavoz en la diputación, Francesc Colomer. Colomer considera urgente y necesario que la Generalitat Valenciana, que es la administración que asume y concentra la mayoría de competencias en la materia, impulse estas medidas que deben ser puestas en marcha con la máxima celeridad posible, para evitar el cierre de más empresas, así como buscar soluciones para los miles de trabajadores que están perdiendo sus empleos. Por ello, en la trabajada proposición no de ley, elaborada desde el área Económica de la dirección provincial que coordina la responsable y portavoz de Industria en el grupo parlamentario en las Cortes Valencianas, Amparo Marco, se insta a la Generalitat a que tome la iniciativa y cree una mesa para abordar los problemas concretos del sector cerámico en la que se encuentren representados los agentes sociales, el Gobierno Central y la Generalitat Valenciana. Un documento fruto de las reuniones mantenidas por Colomer, Marco y demás miembros de la Comissió Executiva Provincial con empresarios, sindicatos y demás agentes sociales con el fin de buscar entre todos las soluciones que precisa el sector. Por ello, los socialistas confían en contar con el apoyo de las demás fuerzas políticas para llevar adelante la propuesta. En otro de los puntos se apuesta por potenciar el consumo de material cerámico y para ello se pide tanto que se incentive el uso de la cerámica en la obra pública, muy especialmente al amparo de las ayudas anunciadas para paliar la crisis, como que se ponga en marcha de un Plan de Reforma y Rehabilitación que tenga como objeto impulsar el mercado de la reforma y la rehabilitación de edificios sobre todo de edificios públicos.

El tema de la financiación de las empresas también es importante para el PSPV y en esa línea propone que, a través del IVF, se pongan en marcha una línea de financiación específica para las empresas del sector cerámico, en especial para aquellas que por sus características no son pymes pero que su tamaño tampoco les da ventajas adicionales.

La propuesta socialista vela también porque la Sociedad de Garantías Recíprocas amplíe su capital desde todas las instituciones que en ella estén representadas, así como ampliar la dotación presupuestaria y revisar el plan de competitividad del sector de la cerámica en el marco de los Planes sectoriales de competitividad 2007-2011.

El factor medioambiental también es importante y por ello propone que se ponga en marcha un Plan de ayuda para la realización de inversiones en esta materia en el sector cerámico. Este Plan debería contemplar tres tipos de actuaciones: control de la emisión de partículas procedentes de acopios de materias primas al aire libre, instalación de sistemas de depuración en emisiones procedentes de gases de combustión, instalación de sistemas de depuración en focos fríos.

La proposición no de ley, plantea también una mayor internacionalización de las empresas del sector cerámico a través del IVEX y en este sentido, la red exterior del IVEX debe convertirse en una verdadera fuente fiable de información y asesoramiento.

También se apuesta por iniciativas dirigidas a influir directamente en el sector, como es invertir en todas aquellas infraestructuras relacionadas con los puertos de la Comunidad Valenciana, en especial aquellas relacionadas con los accesos y a mejorar la eficiencia y productividad de los puertos. De la misma manera, se pide una mayor inversión en la mejora general de las carreteras de la provincia de Castellón y a apoyar incondicionalmente “evitando la demagogia” al proyecto ferroviario FERRMED.

En cuanto a medidas dirigidas a las personas que han perdido sus empleos, se pide que, junto a los agentes sociales, se ponga en marcha un programa específico de formación ocupacional y continua para desempleados del sector cerámico, teniendo en cuenta que las competencias en materia de empleo dependen de la Generalitat.

Del mismo modo, se insta a la puesta en marcha de un programa específico de ayudas y subvenciones a la reinserción laboral para desempleados del sector cerámico, así como al incremento de las ayudas a proyectos de I+D+i en el sector cerámico mediante convocatorias especiales y a fomentar la creación de empresas en el ámbito social y de los nuevos yacimientos de empleo.

Por último, se plantea la puesta en marcha de un Plan de diversificación del tejido industrial en el área del clúster cerámico en colaboración con los ayuntamientos afectados por el aumento del desempleo derivado de este sector. Plan de apoyo a los municipios industriales de la provincia de Castellón para prestar servicios adicionales y necesarios a las familias que sufren una merma importante en sus ingresos derivada de la situación de desempleo y a que realice una campaña de información entre los trabajadores afectados por el desempleo.

La propuesta socialista viene precedida de un análisis de lo que representa el sector cerámico como primer sector inversor de la Comunidad Valenciana y el segundo que más riqueza genera. Genera unos 27.000 empleos directos y unos 7.000 empleos indirectos, casi en su totalidad en la provincia de Castellón y entre un 85 y un 88% de los contratos laborales son fijos. Es uno de los doce primeros sectores exportadores de España, aportando un superávit a la balanza comercial española de 2.295 millones de euros y suponiendo un 1,3% del total de las exportaciones españolas. Las ventas totales de la industria cerámica española durante el ejercicio 2008 alcanzaron cerca de 3.700 millones de euros, con una reducción frente al año anterior del 11,4%. De las ventas totales, el 60% se dirigió a los mercados internacionales alcanzando los 2.230 millones de euros, con una reducción interanual del 3%. La industria cerámica castellonense es una de las más dinámicas e innovadoras de España y, junto a la italiana, es líder mundial en calidad, tecnología, prestigio y diseño, la segunda en volumen de producción por detrás de China y es el tercer exportador mundial.

Sin embargo, la crisis financiera que ha afectado a la economía a nivel mundial también ha afectado a este sector como lo demuestran algunas cifras como son que se han cerrado 19 empresas desde 2007; se han perdido unos 2.800 empleos; durante 2008 se han tramitado 151 expedientes de empleo; la producción ha caído un 14,1% a noviembre 2008 y las ventas nacionales un 19,5% en el mismo periodo.

Por todos estos factores, y por el hecho de que el sector cerámico tiene una fuerte vinculación al sector de la construcción, en claro declive, y a que en nuestra provincia se da la circunstancia de monocultivo industrial, los socialistas consideran necesario que se adopten medidas de forma urgente para abordar los problemas concretos de este sector.

Subir