28 de febrero de 2021 28/2/21

El PSPV-PSOE de Castellón rechaza la Prisión Permanente Revisable por ser inconstitucional

El PSPV-PSOE de Castellón rechaza la Prisión Permanente Revisable por ser inconstitucional - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El PSPV-PSOE de Castellón rechaza la Prisión Permanente Revisable por ser inconstitucional - (foto 2)

    En su reunión del pasado martes en Almassora, la Comisión Ejecutiva Provincial del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón, aprobó una resolución de rechazo a la Prisión Permanente Revisable (PPR) por tratarse de una figura absolutamente innecesaria en nuestro actual sistema democrático "porque lo que sugiere en realidad es una suerte de cadena perpetua encubierta". Así lo explicó el impulsor de la misma, el secretario de Libertades, Ciudadanía y Valores Republicanos, Federico Arnau, quien señaló que "los socialistas no podemos asumir esta figura legal porque la cadena perpetua es incompatible con el constitucionalismo europeo."

    Arnau explicó que "estamos en contra de la PPR y defendemos su derogación porque no es la única solución válida para afrontar los casos de asesinato". En este sentido, recuerda que los delitos que recientemente han impactado tanto al conjunto de la sociedad española, "se han producido estando en vigor la Prisión Permanente Revisable, con lo que queda demostrado que su existencia no es garantía de nada. Es una ley que no resulta eficaz para combatir el delito".

    En opinión del secretario provincial de Libertades del PSPV-PSOE "es oportuno recordar que sin estar todavía aprobada la PPR, esta nación consiguió terminar con el terrorismo de ETA".

    Porque la PPR entró en vigor en 2015 de la mano de la mayoría absoluta del Partido Popolar, que fue el único que la respaldó. "Un mal comienzo" en opinión de Arnau, porque "este tipo de modificaciones legales de tanto calado y que afectan a asuntos tan sensibles, siempre deberían nacer fruto del consenso."

    El dirigente socialista defiende que "el Código Penal no puede ser fruto de reformas improvisadas que se impulsan al calor de hechos que golpean a la sociedad".

    Le parece "de todo punto rechazable que haya partidos capaces de utilizar el dolor de las víctimas para intentar apagar el descontento popular que generan la corrupción, el desempleo, las desigualdades sociales o las bajas pensiones". Y añade que "tampoco es oportuno que haya formaciones que se apunten al populismo con la esperanza de obtener más votos."

    Federico Arnau defiende que "no se puede legislar en caliente" sobre una materia tan sensible como la que nos ocupa, "estas cosas deben hacerse siempre en frío".

    Ha añadido que la PPR "nos parece criticable porque supone el ingreso en prisión de un sujeto por un tiempo indefinido, que podría llegar a prolongarse hasta la muerte del mismo."

    Aclara que la expresión «revisable», cada veinticinco años, "en realidad esconde una verdadera cadena perpetua". Por ello, la PPR ha sido objeto de un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional planteado a instancias del PSOE, al que se han sumado otras formaciones políticas, porque contraviene varios principios constitucionales como los de legalidad, la prohibición de penas inhumanas o los principios de proporcionalidad y de culpabilidad". En especial, "viola el principio de reinserción social previsto de en art. 25 de la Constitución, por tratarse de una pena cuya duración es indeterminada, puesto que se tiene que revisar cada 25 años".

    Subir