25 de febrero de 2020 25/2/20

Pañella: "Los aviones siguen sin llegar al aeropuerto, pero ahora nos vamos a gastar cinco millones y medio más en seguridad privada"

  • El diputado de Compromís pide "a los nuevos presidentes de la Generalitat y de la Diputación que afronten de una vez la racionalización de los gastos que genera una infraestructura que sigue sin funcionar"

El diputado por Castelló de Compromís, Josep Maria Pañella, ha asegurado que "el aeropuerto de Castelló sigue siendo un pozo sin fondo que saca la parte del león de las inversiones de la Generalitat y de la Diputación, sin que a día de hoy esté en funcionamiento ni se vean perspectivas reales de que lo vaya a hacer a corto plazo.

Debemos recordar la esperpéntica supuesta inauguración, el pasado mes de marzo, de un "aeropuerto sin aviones" que ha hecho que, por desgracia, el nombre de Castelló haya sido objeto de comentarios nada favorables en todo el estado. Este acto electoralista no era, sin embargo, sino uno más de la larga cadena de despropósitos, incumplimientos de leyes vigentes e irregularidades de todo tipo que han salpicado el tema del aeropuerto desde el mismo momento de su concepción.

Posteriormente, han seguido los retrasos en la ejecución de las obras necesarias para hacer posible la preceptiva autorización de un "aeropuerto inaugurado". Y ahora, en tiempos de restricciones económicas generalizadas, cuando las administraciones se aprietan el cinturón y piden a los ciudadanos que hagan lo mismo, aparece una convocatoria en el BOE por la que se saca a concurso un servicio de seguridad privada del aeropuerto, por el que están dispuestos a pagar hasta cinco millones y medio de euros, un dinero que saldrán de las arcas públicas, tan cerradas para tantos gastos mucho más necesarios. Y, mientras tanto, el aeropuerto, inaugurado pero sin funcionar.

Ante esta situación, Pañella ha recordado que "ni el presidente de la Generalitat ni el de la Diputación que inauguraron en marzo esta obra ocupan ya estos cargos, por lo que pedimos a las nuevas autoridades, a Alberto Fabra y Javier Moliner, que racionalicen de una vez los gastos de un aeropuerto que, con tanta inversión, tendrán que pasar muchos años para que sea rentable, y que impulsen sin más retrasos su puesta en funcionamiento. Ahora ya está hecha la inversión, si no surgen nuevas sorpresas, hora sería que el aeropuerto de Castelló servirá para lo que sirven todos los aeropuertos del mundo, y que pudiera generar beneficios, directos e indirectos, a favor de la economía castellonense, dejando de ser de una vez el pozo sin fondo que sigue siendo hoy "

 

Subir