22 de febrero de 2020 22/2/20

Nomdedéu recuerda que la mayoría de las obras dependientes del Consell y previstas en el Patricova en Castelló están pendientes

  • “Hay incumplimientos por parte de todas las administraciones, por eso instamos a que se reúnan y fijen prioridades, plazos e inversiones”

El portavoz del BLOC en la Diputació de Castelló, Enric Nomdedéu, ha realizado un llamamiento para que ministerio, administración autonómica y Diputació de Castelló evalúen de forma conjunta la situación de cumplimiento del Plan de Acción Territorial de Prevención del Riesgo de Inundaciones y se elabore una lista de prioridades y de trabajo con previsión, antes de que en otoño aumente el riesgo de gota fría a Castelló.

Nomdedéu ha recordado que el Plan de 2001 –hace ahora 10 años— ya identifica desde el 2003 hasta 14 zonas costeras de Castelló con riesgo de inundaciones y advierte de que casi 80.000 castellonenses viven en zonas de riesgo. Además, ha censurado el bajo grado de ejecución de las obras planificadas en el documento. De hecho, según la formación nacionalista, la mayoría de las actuaciones planificadas en el Patricova y dependientes del Consell en Castelló todavía no se han ejecutado. “Las principales actuaciones se han efectuado después de episodios graves de inundaciones como los sufridos en Nules y Borriana en La Plana Baixa hace algunos años. El resto de canalizaciones de barrancos, drenajes, diques, muros, derivaciones de canales... siguen pendientes en municipios como Benicàssim...”, dice Nomdedéu.

Según Nomdedéu estas actuaciones son necesarias y no se puede utilizar como excusa el tema de la crisis. “Se hubiese tenido que actuar durante los años de bonanza económica mejorando también la planificación urbanística para evitar nuevos riesgos, pero por desgracia no se ha ido por ese camino. No obstante, la previsión de riesgos en esta materia debe ser prioritaria en unas comarcas como las nuestros y hay que destinar recursos por minimizar los riesgos”.

Según Nomdedéu, con les nuevos desarrollos urbanísticos posiblemente el Patricova se haya quedado desfasado, por lo que insta a que se inicie de forma urgente una revisión técnica del documento –sin nuevos gastos, con el personal de que ya cuentan el Ministerio de Medio Ambiente, Conselleria, Diputació y ayuntamientos—para evaluar las obras más prioritarias, las más urgentes e incluir las dotaciones económicas pertinentes a los próximos presupuestos de las distintas administraciones. “ Hay obras pendientes de todas las administraciones, de la Confederación Hidrográfica, del Consell y de los ayuntamientos. No se debe esperar a que haya problemas para encentar debates políticos estériles, hay que actuar con previsión por evitar las desgracias”, insiste Nomdedéu.

Desde el BLOC recuerdan que entre las zonas de riesgo identificadas en el Patricova desde 2003 figuran dentro un riesgo “alto de sufrir inundaciones la playa del Fortín de Vinaròs, la de Torrenostra a Torreblanca, las de Morro de Perro, la Conxa y las Anchuras en Orpesa, la del Heliòpolis a Benicàssim y la del Gurugú de Castelló”, entre otros. De las 16.337 hectáreas con riesgo en las comarcas de Castelló, 1.483 son urbanas –el 11,5%--, frente a las 9.657 agrícolas.

 

Subir