1 de octubre de 2020 1/10/20

Día Mundial del Agua: el poder de una pastilla de jabón

    Con motivo del día Mundial del Agua, el Aula Magna de la Escuela Superior de Tecnología y Ciencias Experimentales (ESTCE) de la Universitat Jaume I de Castellón, acogerá el 22 de marzo a las 15:00 horas en una sesión organizada en colaboración con la oficina de Cooperación al desarrollo y solidaridad de la UJI, la presentación del video “Agua Limpia para un Mundo Sano” en el que se recoge la experiencia de Acción contra el Hambre en la Provincia de Pisco (Perú), en un proyecto de Agua y saneamiento financiado por la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía de la Generalitat Valenciana.

    Además del video, se realizará una presentación a todos los asistentes y especialmente dirigida a los alumnos de la UJI, sobre salidas profesionales en el sector de la cooperación, y específicamente en el ámbito de las titulaciones técnicas.

    El poder de una pastilla de jabón
    Agua y una simple pastilla de jabón puede salvar muchas vidas.

    Un simple lavado de manos con agua y jabón es una de las intervenciones más eficaces para combatir enfermedades como la diarrea, que quita la vida a más de tres millones de personas cada año, la mitad de ellas niños.

    La educación y la promoción de la higiene, son claves para el éxito de los programas de saneamiento.

    Actualmente, 900 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a agua potable y 7 de cada 10 personas en entorno rural no accede a saneamiento básico.

    Gestos tan habituales para nosotros como beber agua y lavarse las manos con jabón se convierten en estrategias que dan futuro a las familias y salvan vidas en aquellos países y poblaciones que no tienen acceso al agua y saneamiento.

    Las cifras lo confirman. La falta de agua potable y saneamiento afecta a la salud de forma directa: 1,9 millones de adultos y 1,4 millones de niños fallecen cada año por diarreas debido, entre otras cosas, a un medio sanitario precario y malas prácticas de higiene. Algo tan sencillo como el lavado de manos con jabón reduce en un 44% la incidencia de diarrea. Acción Contra el Hambre considera el lavado de manos una de las medidas más efectivas contra las diarreas, responsable del fallecimiento de 3.800 niños de menos de cinco años cada día. Estas muertes son evitables.

    Efectos de la falta de saneamiento en la educación y el desarrollo
    La carga de trabajo de acarrear agua recae en un 76% en mujeres y niños. En los países africanos se calcula que de media una persona dedica el 25% de su jornada diaria para asegurar el agua necesaria para su higiene y consumo. Los estándares dicen que el mínimo por persona y día son 15 litros de agua para cubrir todas sus necesidades. Si se estima una media familiar de 6 miembros se obtiene una necesidad de agua de 90 litros diarios por familia, lo que se traduce en una gran cantidad de tiempo invertida cada día en esta tarea para cubrir las necesidades de cada hogar.

    La busqueda diaria de agua impacta sobre la escolarización infantil. En muchas sociedades con escasez de infraestructuras, las niñas tienen que pasar horas caminando para recoger agua o cuidar a sus hermanos enfermos y no disponen de tiempo para una educación adecuada. Este absentismo también está determinado por la disponibilidad de aseos en las escuelas ya que pueden no ser seguros. En los colegios, tener acceso a letrinas apropiadas y cerradas permite a las adolescentes continuar acudiendo a clase. Un aumento del 1% en la tasa de niñas que acuden al ciclo secundario supone un crecimiento económico del 0,3%.

    El saneamiento contribuye, además de al acceso a la educación, a la igualdad de sexos y a la dignidad humana. Facilitar el acceso al agua potable y el saneamiento básico posibilita un futuro, salud y vida para la población más vulnerable: mujeres y niños.

    Acción contra el Hambre actúa
    “No existe una respuesta tipo al problema del saneamiento, por lo que el éxito de los proyectos humanitarios depende en gran medida de su aceptación por parte de la comunidad y de su adecuación a sus condiciones de vida”, señala Pablo Alcalde, responsable de agua y saneamiento de Acción contra el Hambre.

    Es necesario tener en consideración las creencias, los conocimientos y el contexto de las comunidades para buscar soluciones de forma concreta. “Las soluciones no sólo se reducen a la simple existencia de sistemas de abastecimiento y letrinas, sino que también está vinculada a una buena promoción y educación para su uso, de manera que si la solución no se adapta a las necesidades culturales y sociales de la comunidad, es probable que no se lleve a cabo”, añade Pablo alcalde.

    Los programas desarrollados en saneamiento por Acción contra el Hambre en los países en los que está presente se apoyan en:

    • Instalaciones sanitarias adaptadas al contexto de intervención y a las poblaciones determinadas: emergencia, zonas rurales.
    • Una implicación fuerte de la comunidad que permita a los beneficiarios participar no sólo en la creación de su sistema sanitario, sino también ser responsable de su cuidado y durabilidad.
    • Campañas de promoción de la higiene: lavado de manos después de la defecación y antes de las comidas, preservación del agua, gestión de la basura. Los niños son particularmente sensibles a las infecciones ligadas a las condiciones sanitarias, por lo que las escuelas juegan un rol esencial para el aprendizaje, la educación y la higiene de los niños.

    En el Día Mundial del Agua Acción contra el Hambre hace un llamamiento para:

    • Insistir en que existen estrategias sencillas y económicas con demostrada capacidad de impacto.
    • Promover que el saneamiento y la promoción de la higiene sean incluidos en cualquier intervención de agua,
    • que se haga desde una comprensión profunda de los hábitos culturales y sociales de la población y
    • que se promueva la inversión pública en sistemas de saneamiento en los países en desarrollo.

    Agua más limpia para un mundo más sano
    Acción contra el Hambre quiere hacer partícipes a todos los ciudadanos para que colaboren a cambiar esta situación a través de su campaña “Agua más Limpia para un Mundo más Sano”
    (www.accioncontraelhambre.org/acciones/diadelagua). Así, la aportación de cada uno de nosotros se destinará a los proyectos de agua y saneamiento de la organización en todo el mundo.

    Acción contra el Hambre es una organización humanitaria internacional e independiente que combate la desnutrición infantil a la vez que garantiza agua y medios de vida seguros a las poblaciones más vulnerables. Intervenimos en más de 40 países apoyando a cinco millones de personas. Nuestra visión es un mundo sin desnutrición; nuestro primer objetivo, devolver la dignidad a quienes hoy viven amenazados por el hambre.

    Subir