2 de diciembre de 2020 2/12/20

Marco califica de “ridículos” los mil empleos que anuncia Costa para Castelló con el presupuesto de Camps

  • La portavoz de Industria en les Corts, Amparo Marco, señala que la pasividad de la Generalitat para actuar contra la crisis actual ha provocado que Castelló lidere las listas de destrucción de empleo del país

La secretaria de Economía de la Comissió Executiva Provincial del PSPV-PSOE y portavoz de Industria del grupo parlamentario socialista, Amparo Marco, replica al coordinador de Economía del grupo parlamentario del PP, Ricardo Costa, que "los 1.000 puestos de trabajo que asegura que se generarán con el presupuesto que ha propuesto el Gobierno de Camps para Castelló son ridículos en momentos económicos tan difíciles como los que estamos padeciendo, y si los comparamos, además, con los más de 5.000 empleos directos que se crearon en 2009 gracias al Plan Zapatero, a los que hay que sumar los generados este año con 65 millones de euros más en inversiones". Marco ha insistido en que no entiende como Costa se atreve a decir que las cuentas elaboradas por el Consell son 'las mejores posibles' cuando Camps ha dejado de nuevo a Castelló olvidada en cuanto a inversiones para la provincia y no aportan soluciones, ni salidas a la crisis que sufre nuestra Comunitat". Cabe recordar que el presupuesto propuesta por Camps para la provincia de Castelló contempla inversiones de apenas 70 millones de euros, con lo que las previsiones son que se ejecutará la mitad de lo que se ha invertido este año, ya que la Generalitat de Camps está totalmente paralizada”.

La diputada autonómica por Castelló ha insistido en que "la cifra de puestos de trabajo que Costa afirma que se generarán el próximo año es muy insuficiente si tenemos en cuenta que la provincia de Castelló lidera la tasa de destrucción de paro y la Generalitat no impulsa medidas efectivas para combatirlo".

En este sentido, la parlamentaria ha recordado que mientras el Gobierno Central no cesa de fomentar iniciativas para luchar contra la crisis económica actual, con medidas para favorecer a los que más están sufriendo sus efectos e intentar dar soluciones, somos espectadores de la pasividad de una Generalitat y de una Diputación que no están a la altura de las circunstancias”.

Subir