20 de febrero de 2020 20/2/20

IVACE-Energía respalda la implantación de alumbrado de bajo consumo en ocho municipios de Castellón

    La Generalitat, a través de IVACE-Energía, va a respaldar la renovación del alumbrado público por otro de bajo consumo energético en un total de ocho municipios de la provincia de Castellón. Para ello destinará 65.000 euros, el 40% del coste de la realización de estos proyectos.

    Estas subvenciones se enmarcan dentro del programa Ahorra con Energía que IVACE- Energía viene desarrollando en los últimos años con el objetivo de introducir medidas de eficiencia energética en los diferentes sectores de la sociedad valenciana y lograr así reducir el consumo energético.

    A este respecto, el director general de Energía, Antonio Cejalvo, ha manifestado que la introducción de medidas de ahorro energético constituye una de las prioridades de su departamento en cuanto a política energética se refiere, "puesto que la eficiencia energética es sin duda una de las herramientas más eficaces que tenemos para reducir la factura energética".

    En concreto IVACE- Energía respaldará la introducción de alumbrado de bajo consumo energético en Benicàssim, Castellfort, Castelló de la Plana, Benafer, Forcall, Sant Mateu, Nules y La Jana.

    Gracias a esta iniciativa en estos ocho municipios se dejarán de consumir 200.000 kWh al año, es decir el equivalente al consumo de 150 habitantes. En términos económicos supone un ahorro por término medio de 4.000 euros para cada municipio al año.

    De esta forma, en estos municipios se llevará a cabo la sustitución de las lámparas de vapor de mercurio por lámparas de vapor de sodio de alta presión, que ofrecen la misma intensidad de luz pero consumen un 40% menos energía y también se sustituirán las luminarias, es decir, la propia farola por otras de mayor eficiencia energética.

    Además, en algunos de ellos se van a introducir reguladores de flujo. Estos sistemas permiten reducir la intensidad lumínica del alumbrado público en las horas en las que se reduce notablemente la actividad (en la madrugada), consiguiendo así reducir el consumo energético en dichas horas y por gasto energético en alumbrado público. Gracias a este sistema se puede ahorrar el 45% de la energía consumida durante la noche.

    Subir