4 de diciembre de 2020 4/12/20

Gobernación decreta la preemergencia por lluvias en el litoral de Castellón y Valencia, así como en el litoral norte de Alicante

    La conselleria de Gobernación y Justicia, a través del Centro de Coordinación de Emergencias (CCE), ha decretado hoy domingo, 21 de septiembre, la preemergencia por lluvias intensas, nivel naranja, en el litoral de la provincia de Castellón y de la provincia de Valencia, así como en el litoral norte de la provincia de Alicante.

    La Agencia Estatal de Meteorología prevé para mañana lunes “nuboso a muy nuboso con chubascos moderados, que pueden ser localmente fuertes o muy fuertes y con tormenta, principalmente en el litoral de Valencia y Castellón. Temperaturas en descenso moderado en general. Vientos variables flojos predominando la componente este en la mitad norte”.

    Ante esta situación, el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat se ha puesto en contacto con todos los municipios que se encuentran en las zonas afectadas por la preemergencia.

    Una vez establecida la preemergencia por lluvias intensas, se ha puesto en marcha el Plan Especial ante el Riesgo de Inundaciones con el fin de proporcionar a los ayuntamientos y organismos de emergencia información actualizada de todos aquellos aspectos de especial importancia relativos al riesgo de inundaciones.

    La Generalitat recomienda extremar las precauciones, sobre todo si se va a salir con el coche y seguir los consejos básicos a la población derivados de la situación de preemergencia.

    Consejos

    • Alejarse de las riberas de los ríos y barrancos y no permanecer en los puentes.
    • Usar el vehículo solo si es absolutamente imprescindible.
    • Circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.
    • No intentar nunca cruzar un lugar inundado o un puente que ofrezca dudas sobre su resistencia.

    Fenómenos tormentosos con aparato eléctrico

    • Evitar permanecer en lo alto de colinas.
    • Si se está conduciendo, el coche es un buen lugar para permanecer, tras bajar la antena de la radio y cerrar puertas y ventanas, ya que ante la caída de un rayo se crea la llamada “Jaula de Faraday” que aísla eléctricamente.
    • En casa hay que cerrar las puertas y ventanas para evitar corrientes de aire. Estas atraen los rayos.
    • Desconectar los aparatos eléctricos para evitar que sean dañados por subidas de tensión.
    • Si la tormenta nos coge por sorpresa en el monte y no tenemos cerca un coche o un refugio, no hay que refugiarse nunca bajo un árbol, ya que podría actuar como pararrayos, lo más conveniente es esperar que pase la tormenta en cuclillas, quietos, lo más agachados posible, tocando el suelo sólo con las botas (la goma de las suelas es buen aislante). También podemos esperar sentados encima de un objeto aislante, una cuerda enrollada, o la mochila si no tiene armadura metálica.

    Subir