21 de septiembre de 2020 21/9/20

La Diputación financia la adecuación de las instalaciones del Banco de Alimentos en Castellón

    El diputado de Bienestar Social, Rubén Ibáñez, ha anunciado que la Comisión de Presidencia ha aprobado el proyecto de colaboración con el Banco de Alimentos de Castellón para la adquisición de equipamiento de refrigeración de alimentos perecederos.  La institución provincial aportará 30.000 euros destinados a la compra de este equipamiento.

    La campaña de reparto de productos alimenticios que el Banco de Alimentos de Castellón desarrolló en las instalaciones del cocherón de la Diputación de Castellón, entre el 12 y el 23 de noviembre, benefició a más de 100 entidades benéficas, a 18.000 usuarios, y logró almacenar 629 toneladas de alimentos. Entre otras entidades, dichos alimentos se destinan a organizaciones como Proyecto Amigó, el comedor del Padre Ricardo, albergues de transeúntes, residencias de ancianos, familias con escasos recursos económicos o colectivos de personas discapacitadas.

    En la actualidad, el organismo se encarga de repartir cada año en las comarcas castellonenses unas 800 toneladas de productos no perecederos que llegan a la capital de La Plana procedentes de Europa a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) del Ministerio de Agricultura. Lo que supone, en cifras globales, ayudar a subsistir a cerca de 14.200 castellonenses en situación de desarraigo o pobreza. A partir de hoy, 16 voluntarios se encargarán de repartir los alimentos entre las oenegés de la provincia, entidades benéficas como Cáritas, albergues de transeúntes, residencias de ancianos o personas discapacitadas, entre otros colectivos necesitados. 

    Los Bancos de Alimentos son organizaciones sin ánimo de lucro basados en el voluntariado, y cuyo objetivo es la consecución y aprovechamiento de los alimentos excedentarios con intención de hacerlos llegar a los Centros Asistenciales y, a través de ellos, a las personas que los necesiten. Operan en sociedades desarrolladas como EEUU, Francia, Bélgica, Italia o España. Aunque fue en 1993 cuando se planteó formar una Federación de Bancos de Alimentos en España, el de Castellón no se creó hasta marzo de 2006, a iniciativa de la Asociación Pro Vida.

     

    Subir