5 de diciembre de 2020 5/12/20

Colomer apela a la responsabilidad institucional para sacar a Castelló en el 2010 de la crisis con planes e inversiones

  • El secretario general provincial confía en que el sentido común del PP nacional “aparte del partido en Castelló a las personas que tanto dañan la democracia y a la credibilidad de la clase política”

El secretario general provincial del PSPV-PSOE de Castelló y portavoz del grupo socialista en la diputación, Francesc Colomer, ha apelado a la responsabilidad de todas las instituciones para poder trabajar de forma conjunta con el objetivo de sacar a Castelló de la crisis económica con planes específicos e inversiones. En este sentido, considera necesario que el “PP deje de utilizar el victimismo y ejerza de gobierno en la diputación, en la Generalitat y en los ayuntamientos en los que está para intentar aprovechar las herramientas que tenemos para sacar adelante a nuestros vecinos de la crisis en la que están inmersos”. El portavoz socialista insiste en que durante el año que empezamos, “seguiremos aportando todas nuestras propuestas e iniciativas para contribuir a ello y "estaremos listos en el 2011 para darle la vuelta a esta provincia, liderando un proyecto de regeneración democrática que devolverá a los ciudadanos la sensación de que la política sirve al interés general y sólo al interés general".

Colomer aboga por continuar las políticas de estímulo a la economía desde los poderes públicos mientras dure la crisis. “Hasta ahora –continua- no conocemos ninguna receta del PP, sólo que su margen de maniobra es nulo cuanto más falta hace porque la fundieron todo en los sobrecostes de sus proyectos faraónicos”.

Frente a ello, “tenemos un Gobierno de España que responde y a los más de 103 millones con los que se han pagado todas las obras que se han hecho por toda la provincial, hay que sumar los más de 245 millones de euros que tiene previsto invertir el Gobierno de España en Castelló, o el gran impulso que va a suponer poner en marcha todas las obras del AVE a Castelló, lo que generará una extraordinaria generación de empleo y actividad económica básica en los tiempos de crisis que corren”. Pero para Colomer, el 2010 no sólo va a ser el año del auténtico impulso al AVE a Castelló, sino también confía en que sea el año en el que “el sentido común del PP a nivel nacional apartará de sus cargos a los máximos responsables de su partido en la Comunitat Valenciana y en Castelló para limpiar la imagen que tanto están dañando en la actualidad y que tantos perjuicios provocan a sus ciudadanos”. Sólo así, continúa Colomer, “podremos evitar que se dañe tanto a la democracia en nuestra provincia y que se siga dinamitando la imagen de la clase política”. De hecho, ha recordado los recientes episodios de la última semana del año, protagonizados por el presidente de la diputación, Carlos Fabra, “callando a la oposición en el pleno de presupuestos para que ni siquiera pudiéramos pedir las medidas que necesita Castelló para salir de la crisis; y por el alcalde de la Vall d’Alba y vicepresidente de la diputación, Francisco Martínez, prohibiendo la entrada a los periodistas a un pleno para que no grabaran lo que allí dentro sucede o prohibiendo al portavoz socialista que oficie el matrimonio de su compañera de partido, la también concejala Pamela Guinot”. Para Colomer, "los ciudadanos de Castelló son gente tolerante, son gente honrada, son la garantía del futuro y del progreso de nuestra provincia y no pueden seguir teniendo al frente a personas que sólo saben gestionar desde el ordeno y mando, con la chequera en la mano como si todo tuviera precio”.

Colomer ha recordado por último los innumerables planes propuestos en la diputación y pide al PP que “hagan un ejercicio de responsabilidad para exigir a Camps lo que es nuestro, empezando por los 400 millones de euros prometidos para Mundo Ilusión que nunca llegaron; los 350 millones de euros de la deuda histórica del fondo de cooperación local prometido en el año 2009 y del que nada se sabe, o la red de tranvías que ya tienen Valencia y Alicante y que en Castelló supondría una mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos, un ahorro energético considerable y el impulso a unas obras para su ejecución que generarían el empleo que necesita la provincia en la que más ha crecido el paro de toda España”. Por último, ha lamentado que "Camps ya no tenga ninguna credibilidad, anunciado nuevas inversiones, cuando hace ahora un año que prometió 8.000 millones de euros para toda la Comunitat, de los que 800 le correspondían a Castelló y de los que no ha llegado ni un céntimo”.

Subir