11 de abril de 2021 11/4/21

La UJI celebra la declaración del flamenco como Patrimonio de la Humanidad con los sonidos más innovadores de Howe Gelb

    Lo mejor del flamenco más innovador llegará al Paraninfo de la Universitat Jaume I de la mano del pionero de la música country alternativa Howe Gelb, acompañado por el guitarrista y compositor referente del flamenco de fusión Raimundo Amador. El concierto, enmarcado en los actos del XX Aniversario de la Jaume I, permitirá disfrutar en Castellón de los sonidos del disco Alegrías, finalista a mejor álbum de fusión en los Premios de la Música 2011. El concierto Howe Gelb & a Band of Gypsies amb Raimundo Amador, con el que la UJI celebra la declaración del flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, tendrá lugar el sábado 21 de mayo de 2011, a las 20 horas, en el Paraninfo de la UJI.

    Mezclado en Bristol por John Parish, el álbum Alegrías de Howe Gelb y amigos conserva la esencia country-folk, pero empapada en el sabor flamenco y con toques de música popular mexicana, cubana y latina, rock indie, e incluso de bandas sonoras de Morricone. El álbum grabado por Howe Gelb y una banda de músicos flamencos de Córdoba, y de cuyas melodías se podrá disfrutar en el Paraninfo, suena como nada que se haya podido escuchar antes, aunque conserva el familiar sabor a desierto de Arizona que Gelb ha ido formando a lo largo de años, solo y como líder de los pioneros en country alternativo, Giant Sand.

    El origen del proyecto surgió hace un par de años, cuando Gelb, por una afortunada combinación de riesgo y destino, se encontraba improvisando en una casa-estudio en Córdoba con algunos músicos locales: Lin Cortés, Juan Panki, Ramos, Inma, Ángela, Rocío y Prin’LaLá. Los gitanos no hablaban inglés, pero podían tocar la guitarra española y el cajón como sólo los demonios ebrios lo harían. Howe Gelb no habla español, aparte de algunas palabras útiles que ha aprendido de la frontera mexicana, pero tiene una profunda voz que desarma al que la escucha, y comenzó a tocar el piano de una forma que los gitanos jamás habían visto. Todos cayeron “enamorados” instantáneamente unos de otros, y tocaron durante horas sin fin. Las palabras no servían, pero las miradas fugaces y los acordes hicieron su trabajo. Esa misma noche, en una habitación bajando del estudio, Howe escribió cuatro nuevas canciones inspiradas por la intensidad del momento.

    En la segunda sesión se presentó Raimundo Amador y esto desató la magia y lo elevó a lugares aún más altos. El inventor de la fusión entre el flamenco, la psicodelia y el rock, y que a finales de los setenta irrumpió con su banda Veneno y Pata Negra, contribuye al álbum de una manera realmente alucinante, incluyendo la soberbia guitarra puramente flamenca en la introducción de uno de los temas principales del álbum, Cowboy Boots on Cobblestones.


    Subir