27 de octubre de 2020 27/10/20

El Museu de Prehistòria retoma las visitas guiadas al yacimiento de la Lloma de Betxí en Paterna

El Museu de Prehistòria retoma las visitas guiadas al yacimiento de la Lloma de Betxí en Paterna - (foto 1)
  • El centro museístico y de investigación de la Diputación traslada cada sábado a sus visitantes a la Edad de Bronce

  • Este asentamiento estuvo habitado dos milenios A.C. y ha sido excavado desde 1984 por el Servicio de Investigación Prehistórica (SIP) de la Corporación provincial

El Museu de Prehistòria, dependiente del Área de Cultura de la Diputación de Valencia, ha programado, de nuevo para este año 2017, las visitas comentadas a la Lloma de Betxí, dado el éxito de las campañas precedentes, las cuales fueron realizadas en colaboración con los técnicos del Parque Natural del Turia y con el Ayuntamiento de Paterna, y la autorización de los propietarios y los gestores de la Vallesa.

Las visitas están programadas para los sábados, 10 y 24 de junio, en horario de 10:00 a 14:00 horas. El punto de encuentro es la estación de Metro de la Cañada, donde los visitantes serán recogidos por el guía de la visita.

Cada visita estará formada por un grupo de 40 personas como máximo, y dada la experiencia de otros años, la actividad se dirige fundamentalmente a un público familiar, que valora satisfactoriamente las jornadas porque se cumplen las expectativas lúdicas y culturales de adultos y niños.

Además, las visitas son conducidas por licenciados o graduados en Historia, especializados en arqueología y conocedores de la Edad de Bronce, y del contenido específico de este yacimiento.

Viaje en el tiempo: destino a la Edad de Bronce valenciana

Durante la Edad del Bronce, etapa de la Prehistoria en que se consolida la actividad metalúrgica, las tierras que rodean el Túria están ocupadas por numerosos asentamientos situados en las vertientes y en la cumbre de las montañas. Los grupos humanos que habitan son comunidades campesinas y ganaderas unidas por lazos de carácter familiar, excepto algunos personajes que acaparan el poder.

Uno de los yacimientos emblemáticos excavado desde 1984 por el Servicio de Investigación Prehistórica (SIP) de la Diputación de Valencia es la Lloma de Betxí (Paterna), que después de veintisiete campañas se ha convertido en un referente en los estudios sobre la Edad de Bronce, tanto por la información aportada como por su excepcional estado de conservación.

Situado en la Vallesa de Mandor (Paterna), en un cerro de escasa elevación y a corta distancia del río Túria, presenta una forma alargada, aunque el asentamiento llega a la parte baja del cerro, con una extensión total de 3.750 m2 aproximadamente.

La ocupación del lugar data del comienzo del II milenio antes de Cristo (AC), cuando se construye el gran edificio superior y una serie de infraestructuras de acceso, circulación y mantenimiento. Después de un gran incendio, la casa quedó arrasada, pero el espacio se continuó utilizando hasta el abandono definitivo del asentamiento, hacia el 1500 AC.

Su ubicación parece estar relacionada con la explotación de las tierras circundantes, aptas para el cultivo de los cereales y próximas a un curso de agua estable. En su entorno se encuentran una serie de poblados pequeños como la Llometa del Tio Figuetes, la Ermita de Montiel, La Alteret, Los Carassols, El Alto de los Castillejos o El Gargao, caseríos o aldeas parecidas a la Loma.

Paneles divulgativos in situ y campañas complementarias

En 2013, después de finalizar las campañas de excavación, el Museu de Prehistòria organizó la exposición temporal Viure vora el Túria fa 4.000 anys inaugurada en febrero de 2015.
Vinculadas a la exposición, se programaron diferentes actividades complementarias, entre ellas las visitas comentadas al yacimiento efectuadas entre los meses de marzo a septiembre. Las visitas consiguieron un gran éxito de asistencia y participación ciudadana y despertaron gran interés entre la población local, razón por la que se volvieron a realizar durante los meses de abril a junio de 2016.

Por otro lado, entre noviembre y diciembre de 2015 se realizaron las obras de recuperación, mejora y mantenimiento del yacimiento y, también, las tareas de señalización mediante la instalación de paneles divulgativos para favorecer la interpretación de los restos excavados.

Subir