14 de diciembre de 2019 14/12/19

Las otras voces del feminismo

Las otras voces del feminismo - (foto 1)
  • Elperiodic.com habla con algunas asociaciones, hombres y mujeres para que den su testimonio acerca de la violencia contra la mujer

MÁS FOTOS
Las otras voces del feminismo - (foto 2)
Las otras voces del feminismo - (foto 3)
Las otras voces del feminismo - (foto 4)
Las otras voces del feminismo - (foto 5)
Las otras voces del feminismo - (foto 6)
Las otras voces del feminismo - (foto 7)

  ‘La maté porque era mía’ ¿le suena esta frase? pues hace tan solo 28 años era una de las canciones de mayor éxito en España. Y es que el machismo, la brecha salarial o la violencia de género, entre otros, eran conceptos que únicamente empleaban una parte muy reducida de la sociedad: los colectivos feministas. Y no fue hasta 1999 cuando en una Asamblea General de las Naciones Unidas establecieron el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, estableciendo como objetivo principal convocar una serie de actividades dirigidas a sensibilizar sobre el problema de la violencia contra las mujeres.

Por ello, el lunes se celebró este día, en el que se realizaron varias manifestaciones impulsadas por las asociaciones y colectivos feministas, participando además una gran cantidad de hombres y mujeres en más de treinta ciudades, entre ellas Valencia.

Por ello, en elperiodic.com hemos querido hablar con algunas voces no muy conocidas pero que pertenecen al mundo del feminismo.

Y es que los colectivos que sufren esta “doble discriminación” son las mujeres con discapacidad y las migrantes. En el caso de las primeras, son excluidas por tener una enfermedad y además muchas de ellas sufren “violencia tanto física como psicológica, no solo por su pareja sino por familiares o amigos”, establece Gela Duart, responsable de Proyectos de mujeres con discapacidad Xarxa.

En el caso de las mujeres migrantes, estas sufren discriminación por dos vías: el racismo -por su condición social- y machismo -por su condición sexual-. Y es que tal y como afirma Mar Adalid, coordinadora de la Asociación Rumiñahui de Valencia “se debe luchar para tratar de erradicar este terrorismo sobre las mujeres”, ya que en muchas ocasiones si eres mujer afrodescendiente como es el caso de Sharika tu cuerpo está “automáticamente asociado con el erotismo. Ya que se convierte en un objeto exótico y sexual”, establece esta joven que también participó en la manifestación del 25N.

La necesidad de una educación igualitaria

 “La educación es la base para que haya una sociedad igualitaria” establece Pablo, un joven que se encontraba en la concentración del 25N y es que según el Consejo de la Juventud de España (CJE) el sistema patriarcal “se vale de una educación machista para subsistir, la cual además es recibida por todas las niñas y niños desde que son pequeños y esto hace que los comportamientos sexistas salgan reforzados a medida que van creciendo”.

La importancia de una mejora en la educación sobre todo en las nuevas generaciones es lo que propone la coordinadora de la Asociación Rumiñahui de Valencia, Mar Adalid como principal solución a este grave problema social, ya que además piensa que esta es “la única vía por la que se podrá conseguir alcanzar una sociedad igualitaria y justa”. Mar además se define como una persona muy optimista, por ello piensa que en unos años se logrará que la sociedad sea más igualitaria y justa, aunque solo piensa que este objetivo se podrá alcanzar cuando “consigamos educar en equidad a todos los hombres y mujeres”.  

Y es que según Abigail Castillo, presidenta de la Asociación “no estás sola” la educación es sexista porque la sociedad lo es todavía más, ya que si nos detenemos a analizar todos los comportamientos de la sociedad nos daremos cuenta que “todo lo que nos rodea son micromachismos”. Puesto que el hecho de irnos a un bar y que pongan la botella de agua a la mujer y la cerveza al hombre o que la cuenta vaya directamente para el hombre son acciones que muestran que en el campo de la igualdad “falta mucha información y formación”, establece la presidenta.

Sharika propone el lenguaje como el elemento “sobre el que se debe trabajar junto con la educación” ya que para hablar de una madre ejemplar utilizamos únicamente ‘madre’, mientras que para resaltar la gran labor que realiza el padre, se le llama ‘padrazo ’, por ello “la formación a los niños debe comenzar por emplear un lenguaje que utilice términos igualitarios y que no exalte a un sexo y trate de desprestigiar al otro”, afirma la joven.

Sin embargo, uno de los temas que más preocupa a la sociedad son las agresiones sexuales, sobre todo tras el incremento de las ‘manadas’, término que se comenzó a utilizar para referirse a las violaciones o agresiones sexuales en grupo. Y es que desde aquellos San Fermines de 2016 las agresiones sexuales con penetración han crecido un 35%, llegando a 54 víctimas, según los datos aportados por el Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior.

Además, GeoViolencia Sexual anunciaba en un informe que, en España, se denuncian tres violaciones cada día, siendo una tasa que no para de aumentar, ya que en 2018 se alcanzaron las cuatro denuncias diarias durante los cuatro primeros meses de 2018 o lo que es lo mismo una denuncia por violación cada seis horas.

Estos datos reflejan lo extendidas que están las violaciones y agresiones sexuales, ya que según otra encuesta de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género el 7,2% de las españolas, esto es1.700.000 mujeres admiten haber sido alguna vez en su vida agredidas sexualmente.

Pero ¿por qué ha habido un auge de ‘manadas’? Según Álvaro, un joven que también se encontraba en la manifestación por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la causa de este incremento de las violaciones o agresiones sexuales en grupo es porque no hay una educación sexual en los colegios y los niños “adquieren los conocimientos necesarios en este ámbito viendo un porno que es violento y sexista”, por ello, cuando se inician en el mundo de las relaciones sexuales “la mayoría tiene comportamientos muy agresivos, pensando que esto es lo normal y habitual y lo que le gusta a todas las mujeres”.

Y es que esta sexualización del cuerpo de la mujer es “el principal problema” ya que muchos piensan que las mujeres “somos un objeto al cual pueden violar”, establece la coordinadora de la Asociación Rumiñahui de Valencia.

No sabemos cuando acabará esta ‘lacra social’, hasta entonces debemos de intentar hacer lo que esté en nuestra mano para tratar de educar y concienciar a la sociedad de que hombres y mujeres son iguales. Y es que esto es lo que lleva defendiendo el movimiento feminista desde sus orígenes en 1918, año en el que se fundó la Asociación Nacional de Mujeres Españolas (ANME).

Y es que debemos agradecer muchos de los avances el terreno de la violencia de género a mujeres como Concepción Arenal que en 1841 logró que las mujeres pudieran acceder a la universidad, a Victoria Kent que en 1889 fundo el Lyceum Club Femenino, una organización pionera en la defensa de los derechos de la mujer y a Clara Campoamor que en 1931 consiguió que se derogara el artículo 438 del Código Penal, que permitía al marido matar a su esposa en casos de adulterio, entre otras.

Estas han sido algunas de las mujeres que lucharon por la igualdad en la educación, la cultura y la política hace más de un siglo, cuando hablar de derechos era aún una utopía.

 

ocultar
Las otras voces del feminismo
Subir