3 de junio de 2020 3/6/20
Por Ángel Padilla
Yo, animal - RSS

A los Juzgados los cazadores y sus "valedores" que cometieron biocidio en el Desert de les Palmes

  • ASPAC, ANADEL, EQUINAL Y LIBERTA DENUNCIAN

FOTOS
A los Juzgados los cazadores y sus "valedores" que cometieron biocidio en el Desert de les Palmes- (foto 1)

Como ha aparecido reflejada la noticia en medios de prensa como "La Vanguardia" o en este mismo periódico, las entidades Aspac, Anadel, Equinal y Liberta, presentaron el viernes 28 de febrero de 2020 denuncia ante la Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Comunidad Valenciana, “interesando se adopten las medidas cautelares necesarias para la inmediata suspensión de las batidas que estuvieran a fecha de hoy pendientes de realizar y que adolecen de la ilegalidad alegada.”

En la denuncia, las entidades expresan que “durante los meses de enero y febrero del presente, la Dirección Territorial de la Consellería de Medio Ambiente de Castellón ha decidido realizar diversas batidas como actuaciones de control de la presunta superpoblación de jabalíes en el paraje de Desierto de las Palmas / Desert de les Palmes, espacio especialmente protegido como Parque natural que es, además, un lugar muy transitado, sobre todo por familias que disfrutan de la naturaleza, por deportistas, ciclistas, corredores, senderistas, y se trata de una zona habitada, por lo cual, debe evaluarse la gravedad del más mínimo riesgo a la hora de autorizar una actividad tan peligrosa como es la caza. Es lo responsable, por ello, optar siempre por métodos éticos de reducción de especies (previo informe científico que acredite que dicha especie necesita un control poblacional en función del número y con un censo real que acredite dicho aumento) que no pongan en peligro a las personas incluso animales no objeto de dichos controles.”

A la denuncia se adjunta un informe técnico de la bióloga Rosa Más González, que confirma que las batidas realizadas son ilegales puesto que “se ha afirmado que existe superpoblación de jabalíes en la zona del Desert de les Palmes sin un informe competente que atestigüe este punto. Para realizar un recuento correcto poblacional, hay que caracterizar los grupos familiares y su localización aproximada. Tales grupos suelen estar conformados por una hembra, la matriarca, individuos juveniles y pequeños jabatos. Los machos suelen ser solitarios. Un informe sobre poblaciones de jabalíes debe exponer el número de animales, de grupos y su composición. Además, abundando en el despropósito, el parque del Desert ejerce un efecto sumidero, pues durante la época de caza los animales buscan ahí refugio procedentes de los cotos circundantes. Cuando acaba la temporada de caza, se organizan las batidas en un lugar donde los jabalíes se consideran seguros, donde se guarecieron huyendo de las primeras balas.”

Las entidades denuncian que las autorizaciones de las batidas de jabalíes que se vienen haciendo, se sustentan sobre las simples observaciones de los cazadores en sus batidas, además de sobre los accidentes viales con jabalíes en la zona. Precisamente sobre esto último las entidades aportan con la denuncia un informe de AXA donde se demuestra todo lo contrario: “el aumento de accidentes viales con jabalíes coincide con las temporadas de caza, la caza es la causante de dichos accidentes y de que los jabalíes se dispersen, huyendo de los disparos, internándose en los núcleos de viviendas”, expone Rosa Más.

Se denuncian las siguientes infracciones: “Infracción del artículo Artículo 13.3 de la Ley “Técnicas de caza por razones de control, gestión, científicas o educativas”, en cuanto que “3. Cuando la resolución administrativa anterior afecte a zonas de seguridad sólo podrán emplearse armas de fuego ante la inexistencia de otra solución satisfactoria”. Infracción del artículo Artículo 39.4 de la citada Ley “4. Queda prohibido tanto el empleo como la tenencia de armas cargadas en las zonas de seguridad, así como disparar hacia ellas cuando los proyectiles puedan alcanzarlas”. Infracción del artículo Artículo 58 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.”

En la denuncia las entidades exigían se paralizase la batida de jabalíes programada para el pasado sábado 29 de febrero en el Desert de les Palmes, por carecer absolutamente de legalidad, “ello sin perjuicio de las acciones legales que los firmantes se reservan por las batidas realizadas con anterioridad.”

LA CACERÍA DE JABALÍES DEL SÁBADO SE LLEVÓ A CABO

Sin embargo, la batida programada para el sábado 29 de febrero se llevó a cabo con la enorme irresponsabilidad y sangre fría tanto de los entes que firmaron su autorización, sin revocarla -dados por enterados, se desprende con claridad, por las notas de prensa que a posteriori de la denuncia enviaron los actores de las batidas-. Sabedores de la ilegalidad sobre la que transitaban, no detuvieron la carnicería, con el desastroso envío de sus sicarios los cazadores que mataron, según nota de la Federación de caza, 23 jabalíes; según activistas que transitaron la zona, 2, "mienten para abultar las cifras y justificar la falsedad de la superpoblación", informó uno de ellos a quien esto escribe. Añaden que "cazadores y policía sabían de la existencia de gente dentro del campo y sin embargo la cacería no se detuvo". Uno de los protectores de la naturaleza me cuenta que en un momento en que caminaba libremente, y con total derecho, por el campo, en un momento concreto escuchaba disparos a un lado del campo por el que andaba y, también, al mismo tiempo, al otro lado, "los cazadores no detuvieron los disparos sabiendo que estábamos nosotros por allí". Según crónica publicada por una redactora de El Mundo, los vecinos que habitan el paraje natural protegido, aparecieron esta vez para protestar por el hecho de que ellos no quieren que se mate a los jabalíes y que están cansados de esa situación de extrema peligrosidad que se ha generado en los últimos meses.

Cúmulo de hechos cuyas responsabilidades se depurarán en los Juzgados. Antonio García, ex Director Territorial de Medio Ambiente de Castellón -fue cesado a primeros de febrero del presente de ese cargo, no obstante a día de hoy ocupa el cargo de Director conservador de los parques naturales de las Islas Columbretes y Desert de les Palmes-, fue de los primeros que firmó autorizando las batidas. Ahora como "director conservador" del parque prosigue con una "responsabilidad" directa con los hechos, sobre los que las entidades denunciantes tomarán las medidas legales que correspondan.

CASTELLÓN ES UN POLVORÍN DE CAZA

El 84% de la superficie de Castellón corresponde a cotos de caza.

La Delegación de caza de Castellón reúne a más de 12.000 cazadores federados y a 188 clubes.

El culmen de todo este despropósito es que los cazadores anuncian que denunciarán a las personas que transitaban el campo mientras ellos disparaban al cielo y al suelo en zona habitada. Nada más que decir por ahora. Hay veces en que el absurdo y la estupidez, la maldad redomada de un "sector" que se lleva vidas inocentes por delante por puro placer, te paraliza toda palabra.

Subir