16 de julio de 2019 16/7/19

Votó el cura de la Merced y luego todos

Ya tenemos el resultado de las elecciones. Ya tenemos instalada en el Parlamento a la extrema derecha que antes dormitaba dentro del Partido Popular o  en partidos insignificantes.

Acertó bastante el CIS. Quienes tanto se burlaron y rieron de las encuestas deben permitir que se yo quien me ría ahora de las tonterías que dijeron.

Con los 24 diputados de Vox, ya nos parecemos más a Europa, una Europa que también se parece a la que está en auge en países americanos como Brasil o en EEU. Para recibir votos en esos partidos han utilizado a la patria como algo de su propiedad y ha ondeado, también como propia, a la bandera. A la vez ha pregonado su xenofobia y ha rechazado a los periodistas a los que temen que no les hagan  preguntas fáciles. Lo poco que han dicho da miedo, ya que apuntan a  cerrar hasta un canal de televisión privado y a “reconquistar” España.

A aupar esa ideología ha contribuido también el cura de la iglesia de La Merced de Burriana que ha redactado en la hoja parroquial un artículo en donde, para “orientar” a los fieles, se dice que el único partido que cumple con los valores cristianos de “Defensa de la vida, familia, Libertad religiosa y Unidad Nacional”   es Vox.

¿Defensa de la vida? ¿Quién no? Lo que muchos no estamos dispuestos es a morir sufriendo si la medicina puede evitarlo, como tampoco muchas mujeres quieren no tener hijos si no quieren tenerlos.

¿Defensa de la familia? Todos han apoyado a las familias, pero sin excluir a las formadas por personas del mismo sexo.

¿Libertad religiosa? ¡Claro! Y a nadie se le persigue por sus creencias. Lo que sí parece evidente es que no debieran destinarse inmensos recursos públicos para las religiones.

¿Unidad nacional? ¿En qué texto bíblico se habla de eso?

Parece evidente que el cura del panfleto (o quien lo haya redactado) no está en la línea del Papa Francisco, al que he visto y escuchado sentirse preocupado por el maltrato a los inmigrantes; porque se paguen impuestos justos y por su apoyo en favor de los pobres,  algo de lo que no se valora en la hoja parroquial y algo totalmente alejado de la ideología del partido “mejor puntuado” que ha hecho bandera de la xenofobia y que ha hablado de “la injusticia de los impuestos que pagan los más ricos” y propugna bajadas de impuestos que  perjudican a los que ahora no pagan nada proponiendo, también, subir paulatinamente los IVAs más bajos.

Visto el escándalo que se ha organizado, estoy seguro que el obispo le ha llamado al orden y el cura, según leo en este medio digital, ha pedido perdón por su “desliz” ya que “los criterios políticos y religiosos han de ir por separado”. También ha dicho que “es un feligrés quien realiza la hoja parroquial y que debería haber revisado el texto”·

Se pedirá perdón y se dirá que es un desliz pero el artículo es propio de la iglesia más rancia y está en consonancia con la misma iglesia que estuvo al lado del dictador Francisco Franco paseándolo bajo palio. Es la misma que en países hermanos de Sudamérica daba la comunión a sanguinarios como Pinochet después de que ese funesto personaje arrojara a jóvenes al mar desde sus  aviones militares. La misma iglesia que habla con palabras vacías, se aparta de pobres e inmigrantes y se pone al lado del poder y del dinero.

El perdón debería pedirlo quien utiliza a la iglesia para sus fines políticos y el cura debería denunciarle o echarle lejos de la redacción de un contenido que busca ser religioso, un contenido al que el párroco debería estar muy atento.

Difícil lo tiene el Papa Francisco con curas y “cristianos” de ese nivel dedicados a manipular la religión para utilizarla políticamente.

Tras haber votado todos, en el país se ha dejado claro que somos una sociedad más moderada que los políticos que tenemos. Los votos se han concentrado en el PSOE, aglutinador del voto útil, y han castigado al PP de Casado pegado al aznarismo y a la extrema derecha, sin permitir que Ciudadanos diera el sorpaso por haberse unido también a las tesis de  Vox.

En Burriana los votos han dado una mayoría  clara al PSOE, han castigado en exceso a Compromís en las generales, han votado de manera desigual  a Podemos en autonómicas (1254) y generales (2144), dando un protagonismo incomprensible a Vox con 2502 votos en las generales y 2199 en las autonómicas.

Esperemos que dentro de un mes, cuando votemos en las municipales, nos fijemos más en las personas, pensando en quien o quienes pueden administrarnos mejor,  analizando con lupa A CADA CANDIDATO AL QUE HABRÍA QUE EXIGIRLE QUE, POR ENCIMA DE TODO,  SEA UNA PERSONA HONESTA QUE NO BUSQUE EN EL CARGO SU BENEFICIO PERSONAL rechazando de plano a quien venga de maltratar al personal de su negocio fracasado y de  dejar una procesión de deudas.

 

EL DÍA DESPUÉS

Tras el estrepitoso fracaso del PP, parece que ese partido está dando un claro giro más al centro, alejándose de Vox calificándoles, por primera vez,  de extrema derecha.

El giro aznariano ha servido para hundirles y el discípulo predilecto de Aznar que descabezó de su partido a los más moderados va, ahora, en otra dirección.