28 de enero de 2020 28/1/20
Por J. P. Enrique
Solo es una opinión... - RSS

Lo que nos deja 2019 y lo que pide 2020

    OBRAS REALIZADAS. Tras la remodelación de la antigua ctra. del  Puerto, que tan infundadas criticas produjo, hoy hay unanimidad en reconocer que ha sido una obra excelente y  trasformadora de la ciudad, ya que  sus carriles bici y peatonal invitan al paseo con seguridad, una seguridad que también es mayor para los coches, ya que circulan con mayor prudencia.

    A esta obra,  hay que añadir, este año, la remodelación de la ctra. del Grao, a la que, siendo también excelente, voy a rebajarle unos puntos porque la vía ciclista debe cruzar la ctra. antes de llegar al mar, con el consiguiente peligro.

    A estas dos obras tan importantes habrá que añadir, en breve, la del entorno de la ermita de S. Blas que va a quedar coja porque se debería de haber  aprovechado para reubicar a los vecinos del inmueble  pegado a la ermita.

    OBRAS QUE QUEDAN. Dejo para aquellos a los que, como dije en mi anterior artículo, el olor a hormigón les excita, porque confunden el cemento con la calidad de vida, y voy a centrarme en las obras, respetuosas con el medio ambiente, que yo considero necesrias.

    Para mi es importante que el Arenal sea un pulmón verde y un espacio para el ocio con solo pinceladas en actuaciones que  lo mejoren para ese fin. Es importante que se siga impulsando la plantación de árboles. Es importante que se siga  ampliando y mejorando la red de los carriles bici y peatonales. También es importante que se despeje el centro de coches, como se hace en todas partes, dejando el espacio  para el encuentro, el ocio y la vida social ¿Y aparcar? Desde el centro hasta el otro lado del rio no hay ni cinco minutos a pie (Menos que en Castellón de Sta. Clara a algunas calles). Se trata de cambiar de  hábitos.

    Otro tema que queda por resolver es el de la pasarela del Clot que hace agua cada vez que truena. Queda pendiente también  el  tema  que siempre sale  antes de elecciones: el plan para la marjalería y la construcción  de espigones en la Serrtella, algo que debe ir unido a la reubicación de la depuradora que, dicho sea de paso, este verano ha soltado bombas fétidas un día sí y otro también, y es ese un punto negro que urge resolver para que un futuro desarrollo en S. Gregori o un crecimiento de la ciudad, no lo sean  a costa de hundir todo el litoral  sur  de Burriana.

    Están  también pendientes el Museo de la Naranja y la rehabilitación de la Mercé. Tampoco estaría de más como apunta el ABC, el estudiar reubicar los espectáculos taurinos fuera del centro de la ciudad.

    CULTURA. Hay que anotar que hemos podido disfrutar actuaciones de grandes músicos y que se ha consolidación del abanico cultural que se viene desarrollando a lo largo de los meses.

    POLÍTICA. El año que acaba nos deja el cruce de demandas entre Aguilera y Navarro que los electores han castigado echando a ambos del Consistorio.

    El presupuesto para el nuevo año ha crecido un 14,4% hasta 33.692.863 y la deuda está en 4.606.500  (un 15,44%).

    SOCIEDAD. Siguiendo con la moda de las “manadas”, hemos tenido también la nuestra con agresión a una menor. Tampoco nos ha faltado un asesinato por violencia de género.

    Este año hemos asistido  al desalojo   del convento de  Carmelitas y el de las monjas de la Carrera, quedando abandonados los dos inmuebles que habrá que reconvertir, dándoles un nuevo uso, porque nunca volverán a ser lo que fueron.

    AGRICULTURA. Ha sido la temporada 18-19 la del gran desastre citrícola, y para justificarlo nos han puesto el foco en Sudáfrica, un país que exporta 150.000 TM,  una cifra que difícilmente puede justificar el hundimiento de precios de 7.500.00 TM que España produce. Pero este año, quienes controlan la distribución y marcan los precios han decidido que hay que pagar mejor las naranjas para que los agricultores sigan ahí y tengan un año  de  “dignitat”.

    La agricultura sigue siendo la gran olvidada y demanda una reconversión que podría venir  con el apoyo firme al cultivo de productos ecológicos aprovechando que tenemos  un agua de riego que nos llega del pantano sin tratar porque no tenemos implantado  el riego por goteo. ¿Saben en el Ayuntamiento y en la Concejalía de agricultura que en Burriana se producen naranjas ecológicas, aguacates ecológicos y hortalizas ecológicas?

    Hay un concejal con una  cartera de agricultura que es solo un añadido a la de cultura, sin presupuesto ni contenido, y el tema es tan grave que requeriría una atención en exclusiva.

    ¡QUE SEAMOS FELICES EN 2020!,  si nos dejan.

    “LAS NARANJITAS DE LA SUERTE Y DE LA SALUD”. Por fin se va a fomentar, aunque solo sea a nivel local, el que se consuman clementinas para Nochevieja, algo que algunos venimos haciendo desde décadas. El siguiente paso es tratar que llegue a nivel nacional y que los comerciantes se animen a vender las clementinas pequeñas (que se dejan pudrir en el árbol)  en bolsitas para que la noche de las uvas lo sea de “las naranjitas de la suerte y de la salud” porque, además, en diciembre están en su punto, no como la uvas que han requerido tratamientos para conservarlas.

    EL ARZOBISPO CON LOS POBRES.  El gobierno de Ceuta del popular Juan Jesús Vives, atendiendo las exigencias de Vox, ha aceptado destinar el dinero que en principio iba a una ONG dedicada a ayudar  a los niños inmigrantes, a arreglar la iglesia del Carmen.

    El arzobispo Santiago Agrelo, situando a la iglesia al lado de los más necesitados de donde nunca debió apartarse,  les ha respondido con  toda claridad: “Ni un solo euro de los robados a los pobres para poner un solo ladrillo en esa iglesia”.

    Subir