24 de octubre de 2019 24/10/19
Por Santiago Ríos
Con todos mis respetos - RSS

Los papeles de Burriana

    «Memoria histórica» ni es memoria ni es historia. Lo que se llama «memoria histórica» o «colectiva» no es tal cosa, sino una versión, o versiones, creadas por publicistas, patriotas, activistas políticos, periodistas o hasta por algunos historiadores interesados. Se trata esencialmente de mitos o leyendas creados acerca del pasado. Pueden tener alguna dosis de verdad empírica, o ninguna. La memoria es individual y subjetiva, nunca es «histórica» o «colectiva» como tal. La historia, en cambio, no se basa en memorias individuales subjetivas, sino en la investigación intelectual de los datos empíricos que sobreviven del pasado. Entrevista a Stanley Paine, (ABC 17-12-2006)

    Los documentos sobre Burriana que custodia el Archivo de Salamanca pertenecen, en su mayoría, a la sección político-social de Castellón, relativa al Ayuntamiento, entidades profesionales, políticas y sindicales; y particulares, entre 1856 y 1939. (Mediterráneo 2-05-2008)

    Voy a ponerles en situación, para poder entender mi exposición posterior.

    El fondo documental del Archivo General de la Guerra Civil en Salamanca ha sido polémico desde los inicios de la Transición. Jordi Pujol, presidente de la Generalidad de Cataluña, reclamó la devolución de los documentos que le habían sido requisados a la Generalidad republicana repetidas veces durante varios años. A pesar de que en el año 1995 el gobierno socialista de Felipe González atendió dicha petición, la oposición unánime de la ciudadanía salmantina y la posterior victoria electoral del Partido Popular en 1996, revocaron la decisión antes de que se materializara, utilizando como argumentos las recomendaciones de la Unesco sobre archivos creados como fruto de la represión política. El PSOE en Salamanca, no sólo apoyó las movilizaciones ciudadanas sino que incluso impulsó la decisión de que la Policía Municipal custodiara el archivo.

    Durante los primeros meses de 2005, la polémica se volvió a avivar, ya que el gobierno tripartito catalán volvió a realizar la petición de devolución. En esta ocasión, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que recibía apoyos parlamentarios de Esquerra Republicana de Catalunya (que a su vez formaba parte del tripartito que gobernaba Cataluña), acordó devolver los documentos pertenecientes a la antigua Generalidad de tiempos de la república.

    En esta ocasión, a pesar de tratarse de una petición idéntica a la de 1995, los mismos dirigentes socialistas de Salamanca y Castilla y León que se opusieron entonces enconadamente a la salida de legajos (Jesús Caldera, Emilio Melero, Ángel Villalba o Jesús Málaga, entre otros), apoyaron la petición de la Generalidad.

    El gobierno de Zapatero, para decidir sobre la devolución de parte del Archivo, constituyó un "comité de expertos" compuesto por 18 personas. El comité avaló la petición de la Generalidad por 14 votos a favor y la abstención de los tres historiadores nombrados por la Junta de Castilla y León, el ayuntamiento de Salamanca y la Universidad de esa ciudad.

    Todos estos movimientos políticos hicieron posible que la ciudadanía, pudiéramos tener la oportunidad de acceder a algunos de los documentos históricos que allí se habían custodiado durante años. (Wikipedia)

    Y de allí me llegaron estos dos folios que aunque se han degradado físicamente por el paso del tiempo, no han perdido un ápice su interés histórico y que dejo a la libre interpretación de los lectores.

       

    Posiblemente fueron escritos por una máquina Remington o Underwood, con los tipos bastante usados y con distintas intensidades de presión sobre las teclas, lo que me hace suponer que la persona que estaba frente a la máquina no era un experto mecanógrafo, ni residente en Burriana, por los errores en los apellidos.

    Haciendo un esfuerzo visual, podemos apreciar que se trata de la “Relación nominal de detenidos hechos por el agente del Cuerpo de Seguridad Grupo Civil Silverio Osa Domínguez, durante su estancia en la ciudad de Burriana, como Delegado del Excmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia (Castellón).”

    A siete columnas, se van detallando el número de detenido, el día, nombre y apellidos, domicilio y motivos por los que se le retiene. Motivos que hoy nos resultan inimaginables e incluso absurdos. Pero ¿hay algo más absurdo que una guerra?: “Por figurar como apoderados de las candidaturas de derechas en las últimas elecciones. Pasando a la Cárcel a disposición del Excmo. Sr. Gobernador Civil”, “Por haberle intervenido correspondencia del extranjero”, “Por tenencia ilícita de armas y contrabando”, “Por pertenecer a la Junta Local del Partido Tradicionalista”, “Detenidas por pertenecer a la Junta Local de Margaritas, del Partido Tradicionalista”, “Por bulista”, “Por desertor”, “A disposición del Juez Especial por si ponerlos complicados (creo que quería poner, implicados) en la muerte de Gimeno por orden del Sr. Gobernador”, “Por facilitar documentación falsa a un desertor”, “Por estar incluido en las quintas llamadas”, “Presidente del Sindicato Amarillo”, “Elemento destacado de Falange Española (peligroso)”, “Elemento destacado del Partido Tradicionalista” y “Interventores de las últimas elecciones”.

    Las Margaritas eran las mujeres pertenecientes a la Sección Femenina del Partido Carlista, algunas de las cuales ejercieron labores sanitarias en hospitales de campaña.

    Según el Diccionario Enciclopédico Ramón Sopena, de 1954, al adjetivo “bulista” le da dos significados: “Encargado del registro de las bulas del Papa” y “dícese de quien inventa o propaga bulos”. Tomen ustedes la acepción que más les satisfaga.

    Las “quintas llamadas” fue el nombre que recibió el llamamiento al servicio militar, en todo el territorio que controlaba la República. También se le conoce como la Quinta del biberón

    Respecto a los domicilios, a los más jóvenes les va a pillar un poco despistados, por lo que me veo en la obligación de poner los nombres antiguos con el nomenclátor actual.

    Esta ha sido una ardua labor que no hubiera sido posible sin la ayuda de familiares, amigos y conocidos con los que hemos ido identificado poco a poco los nombres. Merece mención especial, las facilidades que me han ofrecido en la Secretaría del ayuntamiento, especialmente la titular Dª Iluminada Blay, para poder consultar los libros de actas de los Plenos efectuados por el Consejo Municipal, durante el año 1937.

    Nombre año 1936                              Nombre actual

    Baja                                                    La Mota

    Pza. Benavente                                  Pza. Monges

    Alfredo Calderón                              San Serapio

    Av. Castelar                                       Camí d’Onda

    Capitán Fermín Galán                        El Pla

    Daudí                                                 Mitja Galta

    S. Faulet                                             San Agustin

    Giner de los Ríos                               Encarnación

    García Hernández                              Barranquet (del Pla a Mare de Deu de la Merced)

    Jacinto Verdaguer                              Avda. De Nules

    Jaime I                                                           Comunidad de Regantes

    Joaquín Costa                                    Escorredor

    José Nakens                                       Vicente Blasco Ibáñez                      

    Libertad                                             Carrer Major

    Luis de Sirval                                     San Blas

    M. Gamón                                          Carrer Marí

    Mariana Pineda                                  Barranquet (de Merced a Pla de San Blai)

    Pza. de Méjico                                   Pza. Martí de Viciana

    Miguel Servet                                    Raval (de l’Escorredor a Pza. Monges)

    Mosén Enrique Bordetas                   Misericordia

    N. Magna                                           Purísima

    Ramón y Cajal                                   La Carrera

    Rochera                                              Raval (del Pla a l‘Escorredor)

    Sol y Ortega                                       La Tanda

    Serra y Palos                                      Juan Bautista Tejedo Beltrán

    Teniente Castillo                                San Vicente (del Pla a Sant Xuxim)

    En el Pleno del 18 de febrero de 1937, se aprueban los siguientes cambios:

    San Lorenzo por Roque Barcia                                             (San Lorenzo)

    San Lucas por Francisco Ferrer Guardia                               (Ecce-Homo)

    Mosén Joaquín Jardí por Jorge Dimitrov                              (Arbrets)

    San Luis por Pedro Massoni                                                 (San Luis)

    Sol y Ortega por José Gimeno                                              (La Tanda)

    San Bruno por Rimsky Korsakov                                          (San Bruno)

    Pza. Alcalá Galiano (Ctra. Grao) por Pza. Mártires de Jaca

    Plaza sin nombre en ctra. del Grao por Plaza sociedad “La aurora”.

    Sin embargo me ha sido imposible localizar la denominación actual de las siguientes calles. Ha sido una lástima no poder tener las actas de 1936, pues se quemaron en julio de 1938, frente a la casa consistorial, en las que aparecía el cambio de denominación.

    Les agradecería que si algún lector o lectora reconoce alguna de ellas, me informara con un comentario o se pusiera en contacto conmigo. Gracias.

    Estas son: Francisco Ascaso Abadía, M. Pallarés, Hildegart, Lenin, Francisco Ferrer Guardia, Esparteros, García Azcárate, Rafael de Riego, Buenaventura Durruti, Mijaíl Bakunin, Diario Germinal, José María Orense, Masi y Rosa Luxemburgo

    Por último los nombres de los detenidos, entre los que se encontraba mi padre, con el número 53 y otras personas muy conocidas que lo fueron, en la Burriana de la época y que contribuyeron con su esfuerzo a la reconstrucción de la ciudad, a la educación de sus hijos y a la prosperidad que se alcanzó a finales del siglo pasado.

     

     

     7 comentarios
    Vencer no es tener razon.
    Vencer no es tener razon.
    27/04/2015 11:04
    Si es por cantidad.

    1550 asesinados terminada la guerra, en la provincia de castellon por los golpistas, la mayoria inocentes ,puesto que los que cometieron desmanes estaban exiliados.

    ocultar
    Los papeles de Burriana
    Subir