16 de septiembre de 2019 16/9/19

Lo peor de la derecha no es que mienta e insulte. ¡Es que nunca dicen la verdad!

Y por eso, nadie hoy se puede fiar de esos energúmenos políticos que son Pablo Casado líder “heredero del corrupto PP”, y Albert Rivera campeón de la “Derechización rápida de Ciudadanos”.

Que en la Ejecutiva de Ciudadanos, se haya aprobado “No pactar ni con Sanchez, ni con los socialista” después del 28 de abril, puede parecer, - porque lo es -, una chulería política propia del partido de derechas, que con una velocidad de vértigo ha transformado el partido naranja, en un partido más de derechas.

 Y cuyo único programa que ha dado a conocer hasta ahora, es el odio personal a Pedro Sánchez y al PSOE, y su afinidad con la ultraderecha de VOX y del “Rasputín de la Liga regional”, Pablo Casado.

Vamos un recorrido vergonzoso desde su aparición y muy poco esperanzador de que lo transforme en el próximo inquilino de La Moncloa. Aunque la desconfianza del PP sobre la estrategia de Albert Rivera ya empieza a manifestarse, y como es lógico que en La Moncloa no puede albergar dos Presidentes, vamos a ver como se clavan los dientes estos “Aprendices de Maquiavelo” hasta el 28 de abril.

Y como eso es lo mejor que ha venido realizando este mozalbete imberbe políticamente hablando, pues lo mejor es que: “No se le vote a Ciudadanos el 28 de abril”, porque lo suyo es aliarse en su transformación derechista con el PP y VOX, para formar el “Tridente maldito de la derecha neo-franquista” para insultar a Pedro Sánchez como paso previo para sumir en el atraso económico y social a los españoles, e incrementar la división territorial con Cataluña con la imposición perpetua del 155.

Y la tarjeta de presentación de Pablo Casado, acusando a Pedro Sánchez de “Traidor”, “Incapaz”, “Mediocre” y “Ocupa”, que han producido vómitos hasta en las filas del PP., son para el archivo, y en cualquier caso para que los españoles no votemos las candidaturas de esta formación el 28 de abril.

Porque esa formación, que ha sido y es la que en definitiva está rompiendo España y dividiendo a los españoles con la amenaza de imponer 155 en Cataluña, son ya el factor que “los forofos del tardo-franquismo trasnochado que tanto el PP, Ciudadanos y VOX configuran, y quieren imponer en nuestro país”.

Y para eso, no cejan en insultar a Pedro Sánchez, pero se abstienen de opinar realmente sobre las realidades economicas y sociales que han aportado a España y los españoles el Gobierno Socialista en los ocho meses de ocupar La Moncloa. Porque lo que les molesta es que este Gobernando.

Por eso, Casado solo sabe agitar el miedo al caos, si no gana el PP el 28 de abril. Y aunque se presente como “El partido líder de la Constitución frente al caos de los comunistas, socialistas e independentistas”.

Y aunque Casado ya se haya auto-proclamado ganador, lo que él y el PP representan,: la “derecha carpetovetónica” de triste recuerdo en nuestro país, van a recibir el revés más absoluto en las urnas el próximo 28 de abril.

Por eso, mientras que las derechas ladran, Pedro Sánchez ya ha anunciado que cuando vuelva a ser Presidente del Gobierno, lo primero que hará será, la aprobación de los Presupuestos rechazados. Y con relación tanto a la crisis de Cataluña, ha reafirmado la voluntad inequívoca de dialogar con todas las fuerzas políticas, independentistas o constitucionalistas.

Porque el dialogo, no es, ni puede ser nunca considerado un delito. Y por eso, como reiteradamente ha manifestado Pedro Sánchez, “Se puede negociar todo, dentro de la Constitución, fuera de ella nada”. 

Por esa elemental y acertada razón legal, quienes no quieren ni saben dialogar, ni desde el PDeCAT, ERC, PP, Ciudadanos y VOX, no pueden ser quienes nos impongan sus dictatoriales objetivos.

Los primeros porque quieren romper Cataluña con el Estado de Derecho, y los otros para seguir con los “mantras” del 155, y volver a las políticas de recortes de nuestros derechos económicos y sociales, como hizo siempre el Gobierno de Mariano Rajoy durante todos los años de sus legislaturas.

Ese es sin ninguna duda posible, el gran reto que los españoles debemos hacer frente: Hacer posible que Pedro Sánchez y las candidaturas del PSOE obtengan la mayoría necesaria para garantizar el Gobierno de izquierdas y progresista que necesitamos para avanzar en las transformaciones que la igualdad, la creación de empleo, nuestras pensiones, la educación entre otras, que requieren “La España que necesitamos”.

Y por esa razón, legitima y legal, votar las candidaturas del PSOE, los españoles la debemos de transformar en una realidad el 28 de abril.

Al otro lado, los insultos y las falacias, del “Tridente Neo-franquista PP, Ciudadanos y VOX” no pueden tener en las urnas el 28 de abril, el visado para acceder a La Moncloa e imponer la “Dictadura que soportamos 40 años” del exhumado próximamente.

Y como las izquierdas y las derechas que han existido desde la Revolución Francesa, hoy siguen existiendo en nuestro país, a pesar de los empeños de la derecha reaccionaria de persuadirnos que ya no existen.

La elección a la hora de coger la papeleta de la candidatura, no puede ofrecer ninguna duda: “Ni a los 9 millones de pensionistas que hemos visto incrementar nuestras pensiones según el IPC, ni a los funcionarios que han tenido un incremento del 2,5% que  ha sido una recuperación del poder adquisitivo de su salario, ni de los que han percibido el incremento del SMI a 900 €, ni de las millones de mujeres que han sido beneficiadas por las políticas de igualdad y protección, ni los jóvenes votantes”

 Todos ellos, la inmensa mayoría beneficiada por las medidas tomadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, incluso aquellas perjudicadas por el rechazo a los Presupuestos,  no podemos olvidarnos cuando estemos ante las urnas, porque en definitiva, se hayan contado las mentiras que se hayan contado, lo que realmente cuenta es lo que ha hecho Pedro Sánchez y su Gobierno en los ocho meses de su Presidencia  en La Moncloa.

Y continuar con lo hecho y lo que se puede realizar para el progreso de “La España que queremos”, depende únicamente de la papeleta con la candidatura del PSOE que se introduzca en la urna el 28 de abril.

ocultar
Lo peor de la derecha no es que mienta e insulte. ¡Es que nunca dicen la verdad!
Subir