elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
Por José Luis Ramos
Recuerdos - RSS

Salvar vidas es prioritario a quemar al Gobierno

    Lamentablemente, para algunos, entre los cuales, los hay de misa diaria, quemar al Gobierno es más importante que salvar personas. De lo contrario no se explica algunos comportamientos, que se están dando, durante la crisis de la pandemia. Entre otros podemos destacar:

    1. Quienes más apoyaron los recortes presupuestarios a la sanidad pública, son ahora quienes con mayor agresividad critican que el sistema de salud pública no disponga de medios suficiente para gestionar adecuadamente las consecuencias del Covit-19.

    2. Los que intentaron privatizar, en Valencia y Madrid,  parte del sistema sanitario  público, son los que ahora más critican la debilidad de la sanidad pública, para afrontar la crisis sanitaria como la actual.

    3. Los que mostraron mayor agresividad verbal, contra el Gobierno, cuando empezó a plantear la posibilidad de suspender actos públicos y la producción, son los mismos  que ahora, con mayor agresividad dicen que el Gobierno ha actuado tarde, y sin la suficiente contundencia.

    4. Quienes dicen que la falta de medios de protección y de tratamiento, por parte de la sanidad pública, es una responsabilidad del Gobierno de España, por falta de previsión, olvidan  que  las competencias de sanidad están descentralizadas, y que  son las Comunidades Autónomas las que deben proveer a sus respectivos sistemas de salud de los medios necesarios para luchar contra la pandemia.

    5. Quienes sin tener idea de derecho,  están difundiendo y pidiendo por la redes sociales, que se procese a parte de las autoridades, por actos criminales, haciéndoles responsables de las muertes, sin esperar que se controle la crisis sanitaria, y que desde la calma, se inicie un proceso de identificación de responsabilidades, y, si las hubiere, pedir que se actué contra la persona que resulte responsable, demuestran que están más preocupados en quemar a un gobierno que se detesta, que en la recuperación de los enfermos de virus.

    6. Quienes acuden a los  Tribunales solicitando que se dicte la MEDIDA CAUTELARISIMA,  el mismo día, sin escuchar al Gobierno, que en 24 se entreguen medios de protección sanitarios, cuando es un hecho notorio, es decir, de conocimiento público, que ningún gobierno Europeo, tampoco el Español, los tiene, ni los pueda adquirir en 24, delata que prefieran dedicar sus fuerza a desgastar al Gobierno, antes que a colaborar en controlar el virus.

    7. Personas que fueron a las manifestaciones del 8M, o al resto de actos culturales, deportivos o políticos, a los días previos a la declaración del Estado de Alarma, ahora critican que el Gobierno los permitiera. Deben recordar que el derecho de reunión y manifestación es un derecho fundamental, que todavía no había sido suspendido por el Decreto de Estado de Alarma, que faculta al Gobierno a todas esas medidas.

    8. Desde algunos miembros de la oposición y su entorno, se difunden falsedades que contribuyen a crear pánico y desesperación a la ciudadanía, como decir que se retiran sistemas de respiración a las personas mayores, para aplicarlas a jóvenes. O como decir, que delante de la casa de Pablo Iglesias había dos furgonetas aparcadas, ambulancias adaptadas, por si resultaba afectado que no tuviera que ir al Hospital. Lo mismo se ha dicho de Carmena, aunque es este caso solo se dijo una furgoneta. Ello sin tener prueba alguna, porque las fotos que acompañaba la noticia no eran de las casas de ellos.

    Por todo ello,  parece que para algunos, injuriar y calumniar al gobierno es prioritario a centrar los esfuerzos en salvar vidas, bajo la coordinación del Gobierno, que es quien tiene ese deber legal. No creo que sea difícil de entender que en casos de crisis extraordinarias, como la actual, de grave peligro para la salud de las persona, el deber de oposición leal,  exige a la oposición  priorizar la salud de las personas, como un derecho superior. Ello pasa por respetar el resultado de las urnas, por consiguiente,  dejar gobernar de acuerdo con esos resultados. Tiempo habrá para hacer una oposición, todo lo dura e impecable que se quiera.

    A mi entender quienes reclaman responsabilidades legales del Gobierno, porque creen que nuestro sistema sanitario no disponía de los medios necesarios, debería tener en cuenta que esa es una materia competencia de la Comunidades Autónomas, las cuales ejerce ahora el Gobierno, por subrogación de las CCAA, desde el pasado 14 de marzo, fecha de Decreto de Estado de Alarma. Así mismo, quienes fueron a las manifestaciones de 8M, o al resto de actos culturales, deportivos o políticos,  de esos días, no pueden ahora tratar de criminales al Gobierno por no prohibirlas.

    Por último quienes reclaman condenas de los Tribunales para el Gobierno, al igual que si se sienten mal del corazón, no se conforman que les asesore un amigo, familiar o médico de familias, sino que quieren la opinión de un cardiólogo, pues en este caso que pregunten a especialistas en derecho, si es cierto que:

    · El principio de nulidad de las obligaciones imposible impide que se condene por incumplir deberes en un plazo que resulta imposible. P.ej. entregar lo que no se tiene y no se puede tener cuando se pide.

    · La jurisprudencia dice: «nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse o que, previstos, fueran inevitables» 

    · El tribunal supremo define la fuerza mayor como «acontecimiento que, aun cuando se hubiese previsto, habría sido inevitable».

    Todas las personas habremos leído alguna vez esas cláusulas de los contratos o los seguros, que dice que el obligado a cumplir, queda eximido de cumplir su obligación o de indemnizar, por la existencia de causa mayor. Pues eso. ¿Es qué las consecuencias del Covit-19, no tiene su origen en una fuerza mayor?

    Subir