18 de octubre de 2019 18/10/19
Por Eduardo Paradís
Moncofa próxima - RSS

Mi querida Moncofa

    Años han pasado ya desde mis primeras incursiones en una revolución contra dictadores sin escrúpulos que vendían mi pueblo a costa de los vecinos, que veíamos como se atropellaban nuestros derechos en favor de especuladores y grandes empresarios. Entonces ya decidí luchar contra dictadores y sus lacayos, contra especuladores y sus artimañas, representando y defendiendo en diversas Agrupaciones de Vecinos los derechos que tenemos los ciudadanos.

    Durante todo este tiempo, he visto infinidad de acciones indeseables por parte de aquellos que deberían de defender el interés general, y que en lugar de eso, se cogen de la mano de los grandes especuladores para volver a vender al pueblo, para volver a ir en contra de los vecinos. En Moncofa, por desgracia para todos, Don dinero manda y los ciudadanos pagamos.

    Vivimos momentos en donde debería primar la ayuda a todos los ciudadanos, y nos encontramos con gobernantes que llegan a afirmar en los plenos que “de algún sitio tienen que sacar el dinero”, excusa esta para decirnos que NO a nuestras propuestas de bajada de impuestos (bajadas que siempre van acompañadas de ajustes en los gastos municipales). Pero mi querida Moncofa vive el “Sueldos para todos y los ciudadanos a pagar, que de algún sitio los tienen que sacar”

    Hemos cumplido los dos años de legislatura, y creo firmemente que no estamos igual que estábamos, estamos mucho peor, la deuda continua, los impuestos aumentan, los sueldos de la Coalición Psoe/Bloc-Compromis también, sin embargo, cada vez menos servicios, cada vez menos trabajo (para la gente del pueblo, el empleo lo reparten en empresas de fuera), cada vez menos gestión para el pueblo de Moncofa.

    Moncofa se encuentra cayendo por un abismo de mala gestión, cuyos vecinos tenemos que pagar elevados impuestos, elevados cobros de urbanizadores apoyados por la Coalición, tenemos que padecer la inacción de quienes deberían de perder el sueño por solucionar problemas muy graves como los vertidos, y al mismo tiempo vemos como sólo pasean, fuman, y se sientan con su mentor en un bar cercano para ver cómo pasa el tiempo, porque mientras Moncofa cae, ellos pasan los lunes al Sol pero con sueldo pagado por los vecinos.

    No me gusta acabar mi relato exponiendo la situación que vivimos, por eso quiero acabarlo exponiendo lo que quisiera que fuera mi querida Moncofa: Me gustaría que Moncofa fuera el símbolo de la buena gestión, que hoy volviera a brillar con todo su esplendor, una Moncofa con luz propia, donde se trabajara por sus ciudadanos y no a costa de ellos, donde tuviéramos los servicios que pagamos y donde cada uno de nosotros sintiéramos que esa Moncofa es la que nos merecemos.

     6 comentarios
    Aleeee
    Aleeee
    10/06/2013 09:06
    A continuar aixi Eduardo! Que al poble ens agrada sentir veritats.

    Botons Eduardo, te felicite, has causat sensacio en aquest escrit. Tens als socialistos algo enfadaets i al del Bloc no cal diro. I cuan s'enfaden tan es que les veritats els han caigut molt mal. No faces cas de gentola com la que escriu açí, que soles tenen ganes de criticarte, estas fent molta faena i aixo els cau molt malament.

    ocultar
    Mi querida Moncofa
    Subir