elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
Por Jesús Antonio Rodríguez Morilla
Un medio ambiente sin confinar - RSS

Rostros de pánico se asoman en elecciones y economía

    Escribíamos en este Medio el pasado octubre y dirigido a nuestros políticos, que los sentimientos de los españoles son indelebles, es decir, tardan mucho en borrarse, y la cuna de nuestros sentimientos, llegado el momento, reivindican “ajustes de cuentas” sobre aquello o aquellos que han significado una equívoca gobernanza, a juicio de la sociedad. 

    El voto de castigo, el sentimiento oculto del elector contra cualquier partido político, surge cuan nido de áspides en el fondo de una urna, dispuestas a hincar sus venenosos dientes o colmillos.

    Si lo unimos al proverbio de Cicerón: el que sufre tiene memoria, tendríamos el marco escénico adecuado sobre el cual podrían desarrollarse las próximas horas, las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid, preludio, en un par de años de las Generales.

    Hemos venido observando desde la salida del Gobierno del vicepresidente Iglesias sus rictus tumefactos grabados en su faz producidos probablemente por sus desafortunadas actuaciones y de su equipo, desde su arribismo al poder.

    Quizás, difícil de disimular en su rostro, tanto por el desgaste del poder, como   por el probable presagio de los resultados de Podemos en las próximas elecciones de la Comunidad de Madrid.

    No olvidemos que dichas elecciones supondrán para muchos un tipo de “test” cara a las próximas generales y el futuro del Sr. Sánchez, si no le salvan los Fondos Europeos por llegar, ante lo que supondría una administración errática de los mismos.

    Hemos reiterado en muchas ocasiones que este tipo de “gobierno bolivariano” que intentan aplicarnos, no logra entenderlo la mayoría de la sociedad española, sumida en distintas aflicciones y amarguras y lo mismo sucede con la hoy “banquera Europa”, que tampoco nos entiende tachándonos de subsidiados.

    Miren, este columnista “senior” viene argumentando, siempre que viene al caso, que España carece de” cantera, o semillero político”, y a la historia me remito, sólo hemos coleccionado fracasos históricos desde Fernando VII.

    No se crean que veo con agrado a la candidata del Partido Popular, al uso en lo que a ambición política interna se refiere.

    Me viene a la memoria, el recuerdo no lejano de Cayetana Álvarez de Toledo, pero no tan estereotipado.

    En cuanto al resto de candidatos, me ratifico en lo dicho, asumiendo el ascenso de VOX, por encima de lo que se pronostica, ya que existen momentos en que da igual ocho que ochenta, y políticamente, este País deambula desde hace décadas.

    ¿Qué comentarles sobre el resto del Titular?

    1.- Respecto a la DEUDA PUBLICA, estimaba el Gobierno que a finales de 2020 ascendería al 115.5% del PIB.

         La realidad fue superior al alcanzar el 117.1%, siendo en su día más pesimista el pronóstico de Bruselas, con un 120,3%.

    2.- DESEMPLEO.

         Ascendió al 16.2%. en dicha fecha, con una estimación inicial del Gobierno del 16.7%, viéndose incrementado estos porcentajes como consecuencia de la existencia de ERES con unos 600.000-800.000 trabajadores.

    3.- DÉFICIT PUBLICO.

         El peor panorama junto con la DEUDA PÚBLICA.

         Las iniciales estimaciones realizadas por el Gobierno se cifraban al 31.12 .20en un -11.2%. La realidad anduvo cercana, -10.97%.

    Otra clara descompensación entre gastos e ingresos producida por la situación Covid-19.

     Las nuevas previsiones estiman para 3l.12.2021, un -8.4%, que, junto al Previsible incremento de la DEUDA PÚBLICA, nos hará mucho más difícil la subsistencia.

    Menos mal que el Pacto de Estabilidad, o ausencia de dureza fiscal comunitaria, continuará congelado por la UE hasta 2022, por tercer año consecutivo, pretendiéndose volver a la disciplina del déficit en 2023.

    No creemos que esto llegue a producirse, ya que Europa ha quedado extremadamente “tocada” en muchos aspectos, y la U.E. tendrá que reformularse bajo otros criterios similares a un conflicto bélico en el sentido economicista.

    Nos queda un durísimo quinquenio para recuperación y pago de nuevas deudas, y si los Dioses lo permiten, ya lo iremos comentando.

    Subir