10 de diciembre de 2019 10/12/19
Por Paco Ventura
Esbargiments - RSS

Y yo creia...

    Hoy iniciaré mis comentarios dando la enhorabuena a los Policías Locales de mi Ciudad, por los controles de vehículos que últimamente se están llevando a cabo en distintas zonas de nuestra Ciudad. Uno de estos controles lo llevaron a cabo el día 28 de Abril por la tarde, concretamente en la Plaza de la Generalitat. ¿Y por qué tengo que darles la enhorabuena? Pues tan simple como porque “aguantan el tipo” cumpliendo la Ley y haciéndola cumplir. Me voy a explicar:

    Serían las 18 horas del mencionado día, poco más o menos. Lugar: La Plaza de la Generalitat frente al edificio donde se ubica el Bingo. Al azar, la Policía Local iba escogiendo a aquellos vehículos que les parecía debían controlar y los hacía parar, frente al edificio indicado. Aparece de pronto una señora conduciendo un Toyota Yaris, y, posiblemente, con cara de sospechosa. Le indican que pare y la requieren para que les “saque” y muestre la documentación “del vehículo”. La señora inicia la búsqueda por la guantera y “ni por esas”. Se dirige al Policía Local y mostrándole su carné de conducir, le indica que la documentación no la encuentra. ¡Búsquela! Le contesta el Policía devolviéndole el carné de conducir. La señora que ya cumplió los sesenta, empieza a sudar. Al final decide hacer una llamada telefónica ¡Ojo! desde tierra, y con el coche parado donde le dijo el Policía ¡No vayamos ahora a joderla! y una vez pudo contactar con aquel de los suyos que usa el vehículo con más frecuencia ¡Eureka! Ya sabe donde encontrar la documentación. Resulta que el Yaris dispone de un compartimiento que está ubicado debajo del asiento delantero derecho, y allí, ordenada como Dios manda, estaba la documentación ¡Ah! Incluso con el recibo de seguro de la anualidad corriente, debidamente pagado y con garantía, no como otros que “yo me sé”. Y es por ello que me satisface “mogollón” que, de una vez por todas, se hagan cumplir las Leyes, llevando a cabo los “controles” correspondientes, aunque yo creía que la aplicación era general y me equivoqué ¿Por qué? Vean, vean Vds. mismos la foto. Parece más bien una pista de autos de choque.



    Tramo donde se encuentra el Restaurante “Pinocho” ¡Si, si! El de la nariz larga. El de aquellos cuentos que nos contaban nuestros padres cuando éramos pequeños. Pero bueno, al grano.

    1º.- En este lugar existe una señal de prohibido estacionar a ambos lados de la calle “Continuació Escullera de Ponent”. Pero es que, a mayor “inri”, la calle es estrechísima y todos estacionan “correctísimamente” encima de la acera. No obstante, para no “fastidiar” a los vecinos de la zona, ni a los que van a “yantar” a “Pinocho”, mi “propuesta” (que de poco ha valido hasta ahora) sería la de autorizar el estacionamiento, al menos, en el lado que no existe acera.

    2º.- Existe igualmente una zona, en la confluencia  de las calles Continuación Escullera de Ponent, con la también denominada Escullera de Ponent, marcada con rayas amarillas en el suelo para que no estacionen los vehículos en ese tramo y así poder dejar libre la salida.  No se respeta ni “de coña”.

    3º.- Existe un paso de peatones (cebra) que, se supone, es para éstos y no para que estacionen los vehículos encima de las rayas blancas del mismo. Más “coña” todavía.

    4º.- Así las cosas se producen salidas en dirección prohibida, esto es, hacia la escuela de vela, y no hacia el camino de la Serratella, y ello viene determinado, por no poder girar a la izquierda al impedirlo los vehículos estacionados en la propia confluencia de dichas calles,  y les garantizo que, en mi familia, hemos tenido que soportar un accidente al salir un vehículo en dirección prohibida, cuando uno de mis sobrinos entraba correctamente desde la Avda. Mediterráneo. Comunicado el hecho al Ayuntamiento, se limitaron a indicar lo que ya conocía un servidor. “La culpa de quien salía en dirección prohibida, pues debió advertir la señal que se lo impedía”. “Efectivihuander”, pero es que dada la situación de los vehículos estacionados, era imposible poder salir tomando la dirección “buena”, y lo que se pretendía con la comunicación y reclamación de las consecuencias del “siniestro”, era evitar el estacionamiento indiscriminado para que los vehículos, al salir de la calle Continuación Escollera de Poniente, “puedan tomar la dirección correcta”. Me vino entonces a la memoria una sentencia del entonces Juez de Distrito D. Paco Montoya que, contrariamente a la opinión del entonces Jefe de la Policía Local de nuestra Ciudad, el Sr. M.F., condenó al dueño del camión que estacionado en la Ronda Músico Ibañez, en su confluencia con la calle del Buen Suceso, “tapaba” totalmente la señal de STOP existente en dicha confluencia y que daba preferencia a los que circulaban por la calle del Buen Suceso. La aseguradora de aquel camión tuvo que “correr” con los daños del que circulaba con preferencia y de aquél que no pudo ver la señal de STOP. Quien salía desde el STOP era de Burriana, pero afincado desde hacía muchos años en Portugal y quien lo hacía por la calle del Buen Suceso, era un taxi propiedad y conducido por J.G.

    Aquí, en la zona que indico, les garantizo que esto ocurre, un viernes sí; un sábado también ¡Ah! y si es domingo y no andas listo, te pisan como a un “caracol”. Y es que aquí, en esta zona, aunque yo creía lo contrario, no se hacen controles por cuanto, o no debe infringirse la Ley porque todos “andan” de “cojones!”, o es que “nos pilla fuera del área de influencia” de nuestro Ayuntamiento, por cuanto, en esta zona, en lugar de la bandera azul, se nos ha concedido una bandera llena de puntos “negros”.

    ¡Ya sé, Ya sé! Puede que los controles sean prioritarios en otros lugares y a una señora de sesenta años, con cara de sospechosa, que no encuentra la documentación, o algo por el estilo.
        



    No obstante, por mi parte, me ofrezco para ayudar a nuestras autoridades en lo referido al cumplimiento de la Ley de Tráfico en este tramo, así como igualmente, para que se cumpla la Ordenanza Municipal de Convivencia Ciudadana, aprobada por el Pleno de nuestro Ayuntamiento, en sesión celebrada con carácter ordinario el 31 de Julio de 2008, y para ello, he adquirido este “ejemplar” por ver si, con su presencia, “se recupera el respeto” que, desde hace varios años, se ha perdido en esta zona. Y es que… ¡Por “echar” una manita que no quede!

    Pero en fin, bueno es que empiecen a “controlar”. Por lo tanto… ¡Enhorabuena!
     

     4 comentarios
    Vicentico
    Vicentico
    22/06/2009 07:06
    ...

    Paco, avore si a la segón y contan en la inestimable ajuda de Guardiola, te fan cas y solucionen elasunt del pinocho ise. Y si no, pues eu tornes a posar y fiques una foto del Jedi, que ise si que eu arregla o els pega una pasa de pistola "laser" que els lleva els problemes de la pendis, la próstata y de paso, algún que altre menisco. Espere que en el valensiá que vaig dependre a la casa dels yayos, siga entendible, inclús per a les joves generasions. No ne sé més. Perdoneu.

    ocultar
    Y yo creia...
    Subir