elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
Por Vicente García Nebot
En mi molesta opinión... - RSS

Vísceras veraniegas (2)

    Y llega el momento de los macro-festivales. En particular el del ARENAL SOUND en Burriana. Con miles de chavales y chavalas queriendo pasárselo bien al lado de la playa.

    Pero acaba de llegar mi hija del festival con una mala noticia: A una amiga y vecina de la calle donde vivimos le han pinchado y está en el Hospital de la Plana. Me cuenta que la psicosis entre las chicas era enorme. Que no se podía disfrutar porque estaban todo el rato en alerta.

    Que, por si fuera poco, los hermanos, amigos y novios estaban continuamente llamándolas con preocupación, como es lógico.

    Ello nos lleva a que las chicas jóvenes tienen miedo. Mucho miedo de esto que se llama sumisión química. Que en unos casos lo será y en otros únicamente serán simples pinchazos. Una desgraciada gracia. Vaya usted a saber de donde habrá salido la aguja.

    Esto es el neo-machismo. La justificación de que una chica joven no pueda ir por la calle, sola, o estar escuchando la música que le gusta despreocupadamente. Por eso es necesario que vaya acompañada siempre de un hombre. Su marido, su novio, su hermano, su padre.

    ¿No te suena eso al mundo talibán de Afganistán? A mí sí. Mientras a unos se les llena la boca de libertad para apagar las luces, ponerse corbata o comerse un solomillo cada 24 horas, la libertad real se nos va recortando poco a poco.

    Y aun recibo un whassapp de esos que se reenvían desde los grupos de ultravox diciendo que lo de los pinchazos es una cortina de humo para tapar lo de la inflación. Y a continuación una foto de Sánchez con la corbata puesta en la cabeza de turbante.

    Subir