17 de julio de 2019 17/7/19
Por Cristina Querol
El Picadero - RSS

Proxenetas de la paz social

Una se sienta a escribir sobre lo que ve y le asaltan los titulares de esa responsable e inteligente prensa que tenemos en este país, entiéndase la frase con la debida ironía. Y es que podría dedicar estas líneas a preguntarme por qué defendemos a los palestinos y no a los saharauis, cómo el Caso Faisán ya apunta a ser el coste político que pagaremos a ETA o por qué se respira un aire de "vendetta" en Ferraz.

Pero esta vez hablaré de lo que nos une: la crisis. Qué bonito. Por primera vez en mucho tiempo los españoles estamos de acuerdo en algo, que además se mantiene en el tiempo, y sobre lo que no hay apenas discrepancias. Porque podemos discutir sobre lo que ustedes quieran, pero no hay fisuras a la hora de afirmar que este país ha tocado fondo y que ahora toca remar.

Y como no hay fisuras, las alianzas de civilizaciones, las cortinas de humo, las moralinas adoctrinantes y la propaganda socialista dejan paso a dos palabras que pueden no ser la panacea, pero sí son una condición sine qua non para salir de ésta, a pesar de su ausencia en el imaginario socialista: gestión y productividad. Porque este gobierno que padecemos nos ha tocado la moral, la memoria, la Iglesia, la familia, la justicia y hasta la unidad. Y aquí no pasaba nada. Pero cuando nos ha tocado la cartera nos ha encontrado de frente. A los españoles y a las encuestas, que hoy sitúan al PSOE 10 puntos por debajo del PP, lo que significa que si hoy hubiera elecciones a más de uno le harían palmas las orejas.

Y mientras tanto, el Partido Socialista sigue haciendo oídos sordos a quienes plantean soluciones, ya sean éstas en alemán o en swahili, sigue negando toda opción encaminada a racionalizar el funcionamiento del sistema autonómico y sigue negándose a privatizar las deficitarias televisiones públicas, por poner algunos ejemplos. Pero lo peor es que sigue hablando del sexo de los ángeles mientras parados, pensionistas, jóvenes y empresarios pagan la soberana ineptitud de un ejecutivo que ya hace mucho que se quedó sin conejos en la chistera de la propaganda política.

Y, por supuesto, sigue pensando en clave de “endeudamiento” en sus malabares autonómicos sin ver que no se trata de si gastamos más de lo que tenemos, sino en cómo gestionamos lo que nos queda. Y ahí es donde entran en juego los citados vocablos, inexistentes en el diccionario de este gobierno. También ahí radica el obstáculo histórico que este gobierno socialista no ha sabido salvar, y es que no se puede repartir lo que no se tiene. Esto tan simple, que hasta el mismísimo González consiguió entender, no lo entiende el señor Zapatero, incurriendo en una involución histórica que nos sitúa a la cola de Europa en esta salida de la crisis.

Y sigue sin entender que no podemos permitir más deuda, ni a Catalunya ni a nadie y que no puede pasar un solo día más sin que el gobierno asuma que son las empresas las que tirarán del carro y es su productividad y la eficacia en la gestión de las administraciones públicas las que nos van a permitir asomar la cabeza al futuro. Por mucho que esta prostitución sindical siga apostando por una inoportuna “pax social” ante un proxenetismo socialista que clama al cielo.

 3 comentarios
miguel bataller
miguel bataller
11/02/2011 06:02
Perfecto razonamiento

Pero no te dejes engañar, ya que lo único que pretende el Presidente del Gobierno es ganar tiempo, mientras sigue arruinando al Estado español, y comprando las voluntades a quienes se las venden. Ahora le ha tocado a Mas, y la ha pagado a precio de oro. El pretende hace creer que va a tomar as medidas que Amgela Merkel le ha exigido, pero ni ha movido un dedo ni lo moverá. Por contra, ahora le servira de coartada decir que todo lo que esta haciendo es de acuerdo con el PP, cuando el PP. le llevaba diciendo lo que le ha dicho ahora la Sra Merkel, varios años, y el haciendo oidos sordos. No es un personaje de fiar, y eso l sobemos todos. Ellos tambien, pero le siguen soportando increiblemente. En cuanto a lo politico, ya veras como Rubalcaba acabará echando la culpa de toda la basura del caso Faisan y de sus pactos con ETA al PP. dandole la vuelta a la tortilla. Es su especialidad. El GAL, fue un juego de niños comparado con este delito de Alta Traición del Faisan.