23 de mayo de 2019 23/5/19
Por Cristina Querol
El Picadero - RSS

Armas de distracción masiva

En los últimos días hemos asistido a una derrota histórica del PSC que responde a la incapacidad socialista para hablar de lo que preocupa en la calle. La derrota se ha saldado con una cabeza de turco rodando por la mesa de Zapatero, pero el cortés harakiri de Montilla no ha servido para impedir una crisis en el seno del socialismo catalán que es palmaria.

Por otro lado, nuestro incómodo vecino Marruecos no sólo sigue con su ofensiva en el Sáhara sino que se atreve a exigir la marroquinidad de Ceuta y Melilla. Al Partido Socialista siguen sin importarle nuestra soberanía y el sufrimiento saharaui.

Mientras tanto, hemos sabido que también Zapatero puso los pies en la mesa de Obama. Con esa facilidad para decir una cosa y hacer la contraria, tras encabezar las pancartas para resolver la muerte del periodista Couso en Irak, el gobierno socialista pudo haber estado apoyando los intentos norteamericanos para silenciar y archivar este tema.

Al más puro estilo de Ahmadineyad cuando afirmaba que en Iran no hay homosexuales, también hemos sabido que la señora Pajín ha decidido que en España no hay pobres y que Cáritas, que atiende a diario a centenares de miles de familias, hace demagogia cuando da cifras. Es intolerable que en España haya un solo pobre.

Imagínese lo intolerable que es que haya 9 millones. Pero lo más intolerable es que el Partido Socialista niegue una triste realidad agravada por este desgobierno que padecemos.

Por otro lado, los socialistas han acabado con la ayuda de los 426 euros. Podemos estar de acuerdo en que la iniciativa era populista y cortoplacista, pero ahora que millones de ciudadanos dependían de este dinero, el gobierno ha decidido que se acabó lo que se daba, mientras las fundaciones “amigas” del partido socialista siguen recibiendo subvenciones millonarias.

En medio de tal caos, al gobierno le cae del cielo una huelga de controladores. El resultado: Rubalcaba se luce ante una España que asiste atónita al primer estado de alarma de nuestra historia. Y yo pregunto ¿cuánto hubiera tardado el partido socialista en llamar facha a un gobierno del PP que obligara a los controladores “pistola en mano” a volver a sus puestos? Ya se empieza a apuntar que la situación viene de lejos y que es el gobierno el que ha decidido encender la cerilla cuando ha tenido la gasolina a punto, como una maniobra más en su estrategia de “distracción masiva”.

Sumen ustedes las dimisiones que nos hemos ahorrado estos días, mientras en Europa planea la sombra de un posible rescate económico a España. Pero lo más grave es que en ninguno de estos casos el presidente del gobierno ha dado la cara. Eso sí, viendo tan abrumadora colección de “sucesos”, estos socialistas habrán pensado que, ya que son incapaces de darles trabajo, mantendrán entretenidos a los 5 millones de parados que tenemos en España.

 3 comentarios
Artanenc
Artanenc
16/12/2010 06:12
mano de santo

Lo que hace Wikileaks no lo hace ni el agua de Lourdes. Todos los que metisteis la cabeza bajo tierra mientras Aznar escusaba a Bush en una rueda de prensa donde se le preguntó al americano sobre Couso, ahora, unos años despues, os indignais ante el caso Couso xDDD Y los medios de comunicacion q acusaban a la familia Couso poco menos que de rojos por reclamar justicia con Aznar, ahora que han denunciado al gobierno socialista, ahora se unen a la causa xDDD Patetico pais de busca-enchufes, arrastrados, panaguados y pelotas de oficio.