elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
Por David García Pérez
Desde el centro - RSS

¡Nos dan otro agosto!

    El pasado 2 de agosto, Costas (perteneciente al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico), publicó en el BOE un nuevo real decreto por el que se modifica el reglamento general de costas de 2014. Por un momento, ¡qué ingenuos somos!, quisimos creer que por una vez desde que aprobaron la expoliadora ley de costas de 1988, iban a escuchar desde Madrid las necesidades de la gente que vivimos en el lugar, en la costa. Pensamos que se habían tenido en cuenta las alegaciones, propuestas y necesidades que Ayuntamientos y asociaciones vecinales de la costa española les habíamos hecho llegar en enero dentro del período de exposición pública.

    Desde Nules propusimos que la legislación de costas recogiese la obligatoriedad del ministerio de proteger poblados marítimos históricos o con un valor patrimonial importante existente antes de 1988, debiendo quedar fuera del DPMT las propiedades privadas que en su día estaban fuera del mismo. Además, planteamos que desde cada servicio provincial de costas se tuviese que intervenir con una fecha máxima de 60 días tras un fuerte temporal marítimo, para la realización de cuantas obras de emergencia fuese necesarias. Evidentemente, nada de lo propuesto ha sido tenido en cuenta. Todo lo contrario.

    El nuevo reglamento modifica los criterios para la determinación del dominio marítimo-terrestre, así como la revisión de deslindes, siendo los nuevos mucho más restrictivos para nuestros intereses. Se limita las concesiones a un máximo de 75 años, y contempla la demolición de viviendas que no cuenten con la correspondiente concesión administrativa. Han leído bien, la demolición.

    El Gobierno de España muestra una vez más que no tiene ningún interés por proteger nuestro núcleo histórico tradicional en la playa. Desde 1988 todos los gobiernos de PSOE y PP han dado la espalda a nuestra playa y sus vecinos. Da igual que cuando han estado –o están- en la oposición nos apoyen. Las realidades son tangibles cuando se gobierna. Y ambos han gobernado con mayorías absolutas en Madrid y cada modificación de la legislación de costas ha sido peor que la anterior.

    Por supuesto, desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Nules recurriremos este reglamento y haremos toda la fuerza posible para su derogación.

    Subir