22 de octubre de 2019 22/10/19
Por Carmen Vila Embid
Cosas mías - RSS

Despedida... de 2013

    Ahora que todo el mundo se ha despedido ya de 2013 yo debo decir que:

    Nos despedimos de un año horrible, un año donde el Gobierno de la Nación, ha consumido su segundo de mandato repleto de falsedades y de escándalos.

    Un año horrible para los trabajadores por el infortunio del desempleo cuyo incremento no parece tener fin. A un que las estadísticas, que nos lanzan a los cuatro vientos.

    Un año horrible porque los salarios siguen a la baja(a pesar que Montero afirma lo contrario) Un año horrible para los desempleados de más de 40 años, que pierden toda esperanza de reencontrarse con un puesto de trabajo acorde a su edad, sus esfuerzos y necesidades. Y no digamos de los jóvenes que terminan sus estudios.

    Un año horrible para la educación pública de nuestros jóvenes con la aprobación en el parlamento; (gracias a esa mayoría) de la ley Wert, que dificultará las ansias de cultura de los hijos de las clases trabajadoras, mientras favorece a los hijos de los ricos a costa de los primeros.

    Un año horrible porque el catecismo vence a libro, la intolerancia a la cordialidad y la paz en las aulas.

    Un año horrible para nuestros maestros y profesores de la pública a los que se les exige a cambio de esfuerzos, sin compensación y sin libertad para educar, retirar la asignatura de Educación a la Ciudadanía, por ser incitadora a una ideología (según criterio del actual ministro de educación) por otra de ideología más acorde con los gustos de quien manda

    Un año horrible para la sanidad pública donde los gobiernos de las autonomías prosiguen la privatización de los hospitales pagados con fondos públicos (o sea con nuestro dinero) favoreciendo a empresarios que ante el fracaso del ladrillo y apuestan por la sanidad como el negocio del siglo. Menos médico, menos personal, menos atención y más colas de espera……¡¡¡más enfermos sin atender!!!! Recortado derechos que pensábamos que eran intocables.

    Un año horrible para la convivencia democrática entre españoles donde las diferencias sociales aumentan a velocidad de crucero, los pobres son más pobres y los ricos más ricos (cosa que llama mucho la atención) y las diferencias políticas se consolidan a través de unos parlamentos dominados por el bipartidismo de turno, ¡¡¡¡que burla la más genuina democracia.!!!!

    Un año horrible donde el ministro “progre” del PP apuñala la libertad de la mujer sometiéndola a ser ciudadana de segunda, dejándola sin poder decidir si desea o no ser madre. Con una Ley de Seguridad Ciudadana, propia de un estado dictatorial y represivo.

    Un año horrible porque la Justicia, que sigue en paradero desconocido, ausente para la mayoría de los españoles y donde los fiscales, se re-convierten en defensores de los que, a sospechas fundadas de los pocos jueces que se atreven a avanzar por ese camino de la clarificación y enjuiciamiento del delito, son autores de cohechos, prevaricaciones, desfalcos y abusos mil…pero ..¡¡¡Ojo que son de apellidos ilustres!!!....Cuidado.

    Un año horrible porque tenemos una monarquía, que por estas fechas Navideñas, nos “lanza”un mensaje moralista, Haciéndonos creer que:…. Un Rey que condena la corrupción y luego se va a cenar con ella. Demostrando como está, tocada por el abuso y la pudrición

    Un año horrible porque los sindicatos mayoritarios carecen de ética y de iniciativas para reconducir, vigorizar y animar a los trabajadores. Donde las mariscadas y de mas fiestas a cuenta del erario público son desenmascaradas.

    Un año protervo que termino ya,¡¡¡Gracias a Dios ¡!! Dando paso a otro nuevo.

    Intentaremos ver esa luz esperanzadora, de la que tanto se habla y mas se ansia. Salvo que nos decidamos a ser ciudadanos libres de una puñetera vez. Nos quedaremos de brazos cruzados…..de momento esperando, a un que yo…. Pienso seguir pensando, pase lo que pase, que la vida es bella.

    ¡¡¡Ea…!!!

    ocultar
    Despedida... de 2013
    Subir