10 de diciembre de 2019 10/12/19
Por Carmen Vila Embid
Cosas mías - RSS

Ese centimito y Cáritas

    Como resultado del cobro ilegal de ese maravilloso céntimo de euro, que cobraba de más, el Gobierno (ese céntimo sanitario que se abolió a finales del 2012 y se seguía cobrando) por un litro de gasolina… que hemos pagado religiosamente el precio de los carburantes, céntimo a céntimo, a sabiendas de que cometían un acto ilegal, no obraron de buena fe, el Gobierno nos estafó algo más de 13.000 millones de euros –según dice la sentencia-. Cada vez que el coche tuvo sed, repostábamos abonamos el importe de lo repostado, impuestos incluidos y seguíamos nuestro camino religiosamente, la bebida del coche... Los impuestos adjuntos -hidrocarburos e IVA- y la SISA: los céntimos sanitarios.

    Consumaron la estafa, definida por la Real Academia Española como el «delito consistente en provocar un perjuicio patrimonial a alguien mediante engaño y con ánimo de lucro»... En compensación, ahora en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Cristóbal Montoro ha anunciado que la Agencia Tributaria ha colgado en su página web un modelo normalizado de solicitud de devolución del mismo y, que es de uso voluntario (o sea si no lo reclamas mejor) y que está diseñado expresamente para presentar estas reclamaciones.

    La página web también ofrece una página de ayuda con 20 respuestas a las posibles y frecuentes dudas o preguntas sobre el derecho de reintegro de las cantidades pagadas de más, por los ciudadanos desde el 2001, Al realizar la compra de carburantes.

    El Ministro, no obstante señaló que la Agencia Tributaria someterá a examen las solicitudes que se presenten, de forma que la devolución se practique únicamente a quienes documenten el derecho a su obtención, ¡¡ala a buscar tiques o facturas!! Y advirtió de que la presentación de solicitudes "indebidas" o la utilización de datos "incorrectos, inexactos o falsos" serán susceptibles de sanción, de acuerdo con el régimen sancionador tributario….

    ¡Ya está Montoro intimidando a los ciudadanos!, por decirlo de una manera fina. Utilizando la amenaza contra ellos para evitar solicitudes de devolución del céntimo sanitario. Amedrantando a esos ciudadanos a los que ha estado cobrando de más, durante años sin fundamento jurídico. Una vez que el Tribunal de Justicia de la UE (TJE) les pilla in fraganti, nuestros gobernantes, se pusieron a cantar, rojos de mierda o nos dicen “que se jodan”.

    Hallaron dos fórmulas magistrales para impedirlo. La primera: circunscribir la reparación del daño a solo los últimos cuatro años. Omiten que la responsabilidad patrimonial del Estado no prescribe y se pasan por el forro el fallo de los jueces: «No procede limitar en el tiempo los efectos de esta sentencia». La segunda: exigirnos las facturas de cuando llevamos el automóvil a abrevar. Una tomadura de pelo.

    Esto me recuerda al maestro que con ganas de catear al alumno le pregunta qué cuantos habitantes tiene la capital de España, el chaval le responde con el número exacto al patrón, y el profesor airado dijo: ¡¡¡le faltan los nombres y apellidos… ¡¡Ya le vale!!

    ¿Qué sanción le van a poner por ello a él?... ¿Piensa compensar de su patrimonio o del de quienes tomaron la medida antijurídica alguna indemnización? ¡Ah! ya, que la devolución y sus intereses salen de las arcas públicas. ¡¡¡Nosotros nos lo comemos todo!!!... Él, de “rositas” ¡¡¡ya te digo!!!

    Menudo legado nos dejará Montoro, menuda carga peyorativa para la Hacienda pública, Hacienda que está ahí para obtener los ingresos necesarios para el Estado de Bienestar. Ese es el plan, que los ciudadanos identifiquemos a Hacienda con lo contrario de lo que es, en lugar de nuestro instrumento para organizar nuestro patrimonio común de manera equitativa.

    Él lo mancha, (presuntamente) con las facturas falsas de la infanta, con amenazas constantes y fuera de contexto, con limpiezas ideológicas a dedo en el funcionariado y con manejos extraños para eliminar sanciones de grandes empresas Nacionales y Extranjeras por motivos injustificables… ¡¡Menudo legado!!

    Lo peor es que nosotros nos precipitemos en eso. Lo que falla no es Hacienda, lo que falla es El Ministro y el propósito de su gobierno. Si les dejas estigmatizar la imagen de la institución en lugar de ver que lo sucio es su forma de gestionarla, habrán ganado.

    En resumen: A menos que padezca el síndrome de Diógenes y hayas convertido tu casa en un basurero de tiques y recibos, olvídese de los reintegros de cualquier índole, el que intente estafar a Hacienda Pública, será castigado de acuerdo con el régimen sancionador tributario, y yo me pregunto ¿por qué no se sanciona a este organismo por haber actuado con dolo durante todos estos años? Manda narices… por no decir otra cosa. Esto es democracia.

    Las explicaciones del ministro no me convencen, creo que Montoro ha procedido de "mala fe" con la adopción de este tributo pese a las advertencias en contra de la Comisión Europea, según deja claro también la sentencia, y de "amenazar" ahora a los contribuyentes que quieran reclamar el pago indebido del impuesto. Lo de España ya no es de risa. Nos estafan, nos engañan y nos amenazan.

    Y a todo esto, ¿a qué se dedican la Defensora del Pueblo y los once santurrones autonómicos que viven de la mamandurria y del cuento “defensor”?

    Sinceramente… cada día que pasa el panorama deja mucho que desear…

    Y ahora nos sale que Cáritas miente… ¡¡¡él y su cuadrilla de estatales, no lo hacen, faltaría más!!!... Y pide a Cáritas que no “provoque debates”. Pero este politicastro de cara dura ¿en qué país vive? ¿En el País de Alicia? Seguramente las personas que van a por alimentos a Cruz Roja… A Caritas… A las Aso. de Vecinos, van por hobit… prefieren que les den de comer gratis y dejar mal a una calamidad de Gobierno, que nos está acarreando al desastre más apocalíptico y no ve en que calamidad se ha convertido el País… ¡¡¡Ya te digo!!!

    ocultar
    Ese centimito y Cáritas
    Subir