18 de agosto de 2019 18/8/19
Por Francisco Planelles
Con su permiso - RSS

“El progreso”

La mente humana, ¿será capaz de reconocer los limites, en lo que en apariencia, es su infinita grandeza? O… ¿pereceremos en el intento?

Libertad, fraternidad y solidaridad tan solo son una utopía. La humanidad ha traspasado sus límites y puede que desaparezca en su propia vorágine.

Los países progresan gracias a la iniciativa de hombres capaces de generar los medios necesarios que, permitan el desarrollo de una sociedad.

Los sindicatos son un acicate, el estado un equilibrio y el “patrón” un generador de empleo. Por lo tanto ni el Estado ni los sindicatos pueden vivir sin el “patrón”

En la confrontación Patronos, Sindicatos, Estado. El único que pierde es el obrero. Los demás se rebuscan.

La humanidad ha llegado al borde del precipicio y parecería que ni los estados, ni sindicatos, ni patronos, ni…, se han esterado.

Esta civilización ha ganado muchas cosas y ha perdido otras muchas. Pero está perdiendo una que es irremplazable: La Dignidad.

Los sindicatos se arrogan el progreso del Mundo. Grosso error. No puede procrear el hijo al padre.

Con la complicidad del Estado, los sindicatos han presionado al patrón hasta obligarlo a sustituir al hombre, por la maquina.

Viajar para no ir a ningún lado. Sobrevivir esperando la muerte. Menudo negocio, alimentar la dignidad con droga, fútbol, y la promiscuidad.

Para unos pocos el avance de esta civilización es extraordinario para los muchos el retroceso es notorio.

Muchos fuimos los invitados a este banquete que es la vida. A unos no les dejaron entrar y otros los dejaron con el plazo vació.

Pronto los más serán los menos. Alrededor de las grandes urbes proliferan asentamientos de desheredados.

En Buenos Aires. Los piqueteros organizados van invadiendo en forma reiterada las principales avenidas de la ciudad.

Exigen mayores asignaciones. Han descubierto que es más importante tener poder que trabajo.

Rocío, va a cumplir dos años, Pilar, quince días y Joaquín nacerá en julio.
¡Por favor!, no les robemos la ilusión, la dignidad, ni la vida.

 8 comentarios
pp
pp
22/06/2010 03:06
La comida depende más del cocinero que de los alimentos

Apreciaado amigo. Permitame compartir con Ud. tres simplezas de un quijote "El éxito es tan volátil como peligroso:si no lo tomas con humildad, terminas entre las nubes" "Para saber cuánto vale una cosa, hay que comprarla. Para saber cuánto cuesta hay que pagarla" !Ayudar al prójimo es un riesgo; aun así, sigue siendo la mejor inversión" Un abrazo y gracias por su aporte

ocultar
“El progreso”
Subir