18 de septiembre de 2019 18/9/19
Por Francisco Planelles
Con su permiso - RSS

¿Les falles? Per sant Josep

Apreciado amigo Bataller: Más allá de que las compartamos o no, he de confesarte mi admiración por la fogosidad y la convicción con la que expresas tus ideas. ¡Ya las quisiera yo, para mí!

No obstante, sin discrepar contigo, debo manifestarte que el 19 de marzo está cerca y hay que prepararse para la gran fiesta.

Los diversos pueblos que habitan en la península Ibérica, con excepción de Portugal, que es un país, tienen dos soluciones: o se dejan de hacer trampas al solitario comprometiéndose con la Democracia, o agarran un garrote cada uno y el que queda, queda.

Llegó el momento en que el pueblo debe decidir qué hacer con su futuro y cuál es su forma de convivir. Si es que la hay.

¿En cuántas partes quieren dividir España?

¿En cincuenta? ¿O ¿en cincuenta millones?

La situación está dada para ello. Capacidad y madurez nos sobra. Para algo somos ciudadanos del “Primer Mundo”

En principio, si el Sr. Zapatero tiene la voluntad de negociar con la ETA, siempre que sea de acuerdo a la Ley y dentro de Constitución, me parece muy bien.

Este tipo de organizaciones cuando más débiles son más peligrosas, y a un asesino, lo menos que se le debe hacer es mártir.

Hubo tiempos en que a los vascos les servia ser españoles. Hoy aparentemente no les sirve. Bueno, ¿y qué hay con eso?

El problema vasco es vasco, y ellos lo van a tener que resolver. Y… que les vaya bien.

Hay que terminar de una vez por todas con el chantaje de la “independencia”.

Ya es hora que los independentistas asuman sus responsabilidades

En lo personal, a los vascos les voy a seguir teniendo el mismo aprecio, estima y consideración que siempre les profesé.

Pero… ¡ia nia prou!

Quizás, por tratarse de mi propia sangre, el problema con Cataluña me duele mucho más.

Los que han armado este tinglado, ¿son concientes del daño que nos han ocasionado a los catalanes, mallorquines y valencianos?

¿Quién los mandó a ustedes? ¿El enemigo?

Permítannos caminar juntos. No nos traten como a borregos.

Valencià y català són dos noms per a una mateixa llengua.

Esto me recuerda aquello de: “Tanto monta. Monta tanto.
En este caso, unos montan y nosotros tanto.

Toda lengua que no sea abierta no tiene futuro y termina siendo una manifestación folclórica.

Las lenguas menores desaparecerán, como lo hicieron a su vez las que les precedieron. Que por cierto, no eran tan menores.

¿Y si la globalización impone para su comunicación una sola lengua? Así será.

Por lo tanto, dejémonos de cortinas de humo y vayamos al grano.

Lo que aquí se trata es de un problema de poder y, como de costumbre, el pez grande se engullirá al chico.

Pero ¡ojo al cristo!

Están tan ocupados los dirigentes catalanes oteando tierras de conquista, que no perciben la sombra de la media luna cerniéndose sobre la Sagrada Familia.

La burguesía catalana siempre se ha nutrido, y bien, de los atrasados españoles. Espero no se le vayan a indigestar los manjares a los que no están acostumbrados.

Siento verdadera fobia ante los “fascistas y nacionalistas”. Demasiado tiempo los he tenido que sufrir.

Entiendo la Libertad como el respeto hacia todo y hacia todos.

El problema no radica precisamente en la diferencia sino en la impertinencia de algunos desubicados que, queriéndonos unir, nos separan.

En lo personal, no tengo ningún problema con los catalanes de Cataluña.

Todo lo contrario: cada vez que los visito, me agasajan, y por todo lo alto.

El negocio es el negocio.

Que todo sea para bien.

 5 comentarios
pp
pp
08/04/2010 06:04
La inteligencia es un don, la ecuanimidad una gracia

Es un placer leerte y una satisfacción el que adivines mis pensamientos. Disculpame que lo tutee, pero siento que le falto el respeto al tratarte de usted.

ocultar
¿Les falles? Per sant Josep
Subir