10 de diciembre de 2019 10/12/19
Por Francisco Planelles
Con su permiso - RSS

Divagando

    No hay peor astilla que la del propio palo.

    Los individuos incapaces de respetarse a sí mismos, mal pueden pretender que otros lo hagan. El enfrentamiento folclórico e irracional entre los pueblos ibéricos, es la prueba más evidente de ello.

    Si bien toda vinculación está expuesta a ser manipulada por intereses creados, considero que son mucho más belicosas y traumáticas las relaciones estresantes entre los madrileños y catalanes que entre argentinos y españoles.

    “M’ hijo el dotor”.
    Los emigrantes españoles hicieron el mayor de los sacrificios para darles a los hijos un “futuro” más venturoso del que a ellos les había tocado sufrir. ¿El resultado? Padres orgullosos del futuro de sus hijos, e hijos avergonzados del humilde y en ocasiones mísero origen sus padres.

    Ninguna colectividad fue más humillada en la Argentina que la gallega (española). Por cierto que esta tendencia no surgió espontáneamente. Fue urdida por los intereses creados de otros colectivos, con el fin poder insertarse en una sociedad que les era ajena.

    Los judíos, en cambio, son un pueblo muy inteligente. Además de ser hijos de Dios, ¡menuda habilidad que tienen! Sinceramente la forma con la que defienden sus intereses es digna de toda admiración.

    Un judío nacido en Rusia puede considerarse, si le conviene, compatriota de otro ruso, y a la vez, hermano de otro judío nacido en los confines del Mundo.

    Cuando la Colectividad Judía organiza en el Uruguay una manifestación de cualquier índole, asisten sin excepción, el Sr. Presidente de la República, los Ex, el Arzobispo de Montevideo y todas las demás representantes de las fuerzas vivas del Uruguay y. . . ¡pobre del que falte!

    Cuando lo hace España, responden a la convocatoria cuatro gatos y un perro cojo. Supongo que la culpa la tiene Paquito.

    Los judíos no invirtieron en YPF. Sería interesante el porqué y si, de haberlo hecho, la mandamás argentina hubiese tenido los mismos “ovarios” para “nacionalizar” Yacimientos Petrolíferos Fiscales.

    Moraleja. Si no los hubiésemos expulsado, no habría Leyenda Negra y ... a no dudarlo, otra sería la historia de las Españas.

     

     7 comentarios
    miguel bataller
    miguel bataller
    24/05/2012 01:05
    A mi amigo Paco Planelles

    Te puedo asegurar que tengo muchos amigos entre los arabes, que entre los judios, pero nunca le escuche decir a un Judio "que ellos son hijos de Dios" y los demás no lo somos. He tenido conversaciones muy profundas con unos y con otros sobre el tema en cuestión, y por supuesto entre ellos estan mucho mas cerca, que nosotros con cualquierra de los dos. La distancias que les separan , las hemos creado nosotros, y lamentablemente seguimos empeñados en distanciarles en vez de acercarles. En ese problema, como en el problema que tenemos en España con el pueblo vasco y etarra lo fundamental es el uso del "terrorismo" como fuerza coactiva para imponer la paz.....del cementerio. Nunca he creido ni creere en el poder de convencimientos de las armas ni del terror, y por eso me siento muy lejos de quienes utilizan ese recurso, para defender sus posturas. El error de etarras y palestinos radicales, es que no se dan cuenta de que son "la parte debil" y quieren parecer fuertes

    ocultar
    Divagando
    Subir