19 de agosto de 2019 19/8/19
Por Manuel Guisande
Al fondo a la derecha - RSS

El escándalo del precio del libro de texto en un país con el 25% de paro

Yo supongo que para esta Casta de políticos que vive a todo trapo… pues que les da lo mismo lo que cuestan los libros de texto, y como muchos cobran pues más de 200.000 euros al año, tienen negocios por todas partes y si no los tienen utilizan la política para tenerlos… pues se van a preocupar ahora de ti, de mí, de nuestro hijos…

Cómo se van a preocupar ahora una «élite» en la que hay 300 imputados y que todos salen con una fianza tras depositar una cantidad de dinero, como si esto fuera un juego: robo y si no se enteran… a seguir, y si me cogen… a soltar la pasta para no ir a prisión. Escandaloso.

A esta gente, como está sucediendo estos días, le dices que los textos de un chaval de 15 años cuestan 360 euros y que si tienes dos hijos pues son 720… ¿21.000 niños, no cuatro o cinco) les dan de comer gratis porque se marean, porque no rinden en clase y porque sus padres no pueden alimentarlos.

A estos que no saben muy bien lo que es una democracia hay que decirles que una familia con todos o parte de sus integrantes en el paro no pueden pagar ni 300 ni 100 euros en libros (que hay que abonar al contado) y que la Educación, la formación, es esencial para levantar un país.

A estos que se ocultan en empresas públicas con misteriosos cargos hay que decirles que no es de recibo que haya niños que han tenido que fotocopiar los libros porque no los pueden comprar y que se sienten avergonzados ante otros que sí los tienen nuevos.

A estos hay que decirles que así no, que así, invirtiendo cada vez menos en el futuro de los chavales, en Educación o en I+D estamos condenados a ser los esclavos de Europa, la mano de obra barata. Y a estos hay que decirles de una vez, fuera, que se tienen que ir, primero al juzgado, y si se tercia a la cárcel.

A estos hay que decirles que en este país hay gente capacitada (políticos en pueblos y ciudades), que no está pringada como ellos y que está dispuesta a trabajar por el país y que quien incluso quieren, desean y exigen que sus acciones sean todas, pero absolutamente todas, objeto de inspección y control. A estos, de centro, de derechas e izquierdas, vividores de nuestro esfuerzo, hay que decirles que si lo que quieren es una sociedad si formación, sin cultura y esclavizada no lo van a conseguir; y a estos hay que decirles que no se extrañen de que si siguen así, un día la gente salga a la calle y lo arregle de otra forma, la que nadie quiere, pero que a lo mejor es necesaria. Es lo que hay.

PD. Una solución: Que el Gobierno adelante a los colegios el dinero de los libros, que los centros escolares los compren y que luego los padres los paguen mes a mes durante el curso escolar.

ocultar
El escándalo del precio del libro de texto en un país con el 25% de paro
Subir