27 de septiembre de 2020 27/9/20

El PSOE de Sánchez "prohíbe" a los ondenses pronunciarse sobre el nuevo macro vertedero e incineradora de animales

  • El Consejo de Ministros veta la propuesta del Ayuntamiento de Onda para la celebración de una consulta popular

El Consejo de Ministros de ayer viernes, presidido por el presidente socialista del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, denegó la propuesta del Ayuntamiento de Onda para celebrar una consulta popular sobre el nuevo macro vertedero e incineradora de animales muertos que quiere imponer Reciplasa. Con esta decisión, el Gobierno prohíbe a los ondenses elevar su voz sobre un tema que marcará el futuro de la ciudad, ya que Onda seguirá recibiendo y enterrando el 70% de la basura de la provincia durante, al menos, veinte años más.                        

La resolución del Gobierno indica que al tratarse de un tema supramunicipal, puesto que el macro vertedero recibirá los residuos de los 46 municipios del Consorcio, los vecinos de Onda no tienen derecho a opinar sobre si quieren que toda esta basura se siga enterrando en su término municipal, a tan solo tres kilómetros del casco urbano.

Al respecto, el concejal y representante del Ayuntamiento de Onda en Reciplasa, Salvador Aguilella, ha manifestado que “esta resolución no es una novedad. El PSOE, durante todos sus años de gestión municipal, nunca ha preguntado a los vecinos de Onda sobre si querían instalar el macro vertedero, siempre han escondido el tema. De hecho, ni el grupo socialista municipal votó a favor de la consulta popular en el Pleno en el que se ratificó y elevó al Gobierno la petición”.

Requisitos legales

El edil también ha añadido que “PSOE y Compromís quieren convertir Onda en una ciudad basurero, pero antes tendrán que demostrar que cumplen todos los requisitos legales y medioambientales para poder hacerlo”.

Desde el Ayuntamiento de Onda apuntan que, ante las imposiciones, seguirán trabajando a conciencia para evitar la instalación del macro vertedero e incineradora de animales muertos que hipotecará el futuro de las próximas generaciones de ondenses.

Subir