29 de noviembre de 2020 29/11/20

El alcalde, satisfecho con la nueva ayuda del 1% cultural para la Alcazaba del Castillo

El alcalde, satisfecho con la nueva ayuda del 1% cultural para la Alcazaba del Castillo - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El alcalde, satisfecho con la nueva ayuda del 1% cultural para la Alcazaba del Castillo - (foto 2)
    El alcalde de Onda, Enrique Navarro, ha mostrado su satisfacción por la nueva subvención de 473.225 euros aprobada por los ministerios de Fomento y Cultura en la Comisión Mixta del 1% cultural para la segunda fase de consolidación de la Alcazaba del Castillo. “Es una muestra más de la sensibilidad hacia el patrimonio histórico del Gobierno de España, en particular al de Onda, ya que hizo posible la primera fase”, ha dicho Enrique Navarro.

    El proyecto se plantea como una solución de continuidad a esa primera fase y pretende contribuir a un mayor conocimiento del funcionamiento originario del castillo.

    Se proponen actuaciones sobre los lienzos de muralla, con excepción del situado a poniente, definiéndose la restauración de paramentos, la consolidación estructural, la limpieza y vaciado de sus bases, el vaciado de rellenos entre muro de tapial y tramo de muralla sur y la ejecución de un recrecido de protección.

    También se incluyen diversos trabajos a realizar en el recinto musulmán originario, como la consolidación de restos y continuación de trabajos arqueológicos previos que permitan completar la identificación de estructuras  y detectar otras nuevas como son el acceso, la torre adosada a muro de tapial, y la continuidad del paso de ronda.

    La primera fase de consolidación de la Alcazaba del Castillo contó con una subvención de 45.000 a través del 1% cultural de los ministerios de Fomento y de Cultura y una ayuda del 70% de los 150.0000 euros restantes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del Ministerio de Administraciones Públicas (MAP).

    La alcazaba del Castillo, con una superficie aproximada de 1.000 m2 y un perímetro de 113 metros, presenta una planta de polígono irregular circundado por grandes lienzos de muralla unidos por 11 torres. Las 5 torres angulares tienen forma cilíndrica y el resto son de forma semicilíndrica. Presenta considerables vestigios de muebles e inmuebles que se han ido descubriendo a lo largo de los últimos años, en las diferentes excavaciones realizadas.

    La primera fase de recuperación de la alcazaba del Castillo de Onda ha consistido en la consolidación y restitución volumétrica de los lienzos y torres, de forma que se han estabilizado los tramos arquitectónicos existentes y adecuado toda la zona a la vista.

    Los trabajos han comprendido, además de todas las operaciones de restauración de elementos arquitectónicos, la consolidación de las cimentaciones que puedan estar afectadas por la sima, así como el vaciado de todo el sector comprendido por los muros de la alcazaba.

    “El Castillo de Onda es un monumento único y excepcional. Tras la primera fase de restauración de la alcazaba, estamos ante un hallazgo de interés internacional”, según destacó en febrero pasado el profesor Julio Navarro Palazón, de la Escuela de Estudios Árabes (CSIC) y del Laboratorio de Arqueología y Arquitectura de la Ciudad.

    El profesor Navarro puntualizó que “no estamos ante una intervención más, sino ante un reto único. Se trata de un palacio del siglo XI, de época taifa. La excavación ha sacado a la luz la planta entera, lo que nos permitirá realizar un estudio con mayor profundidad. Con este hallazgo, Onda se suma a los lugares emblemáticos de la historia musulmana en el Occidente del Islam”.

    Además, Navarro afirmó que “monumentos como la Alhambra de Granada son deudores de lo que tenemos en Onda. Esto permite establecer un itinerario que va desde Zaragoza a Granada, Córdoba y Sevilla, pasando por Onda”. El investigador del CSIC añadió que “la situación del hallazgo permite pensar en la existencia de un posible interés por potenciar a Onda como un proyecto de control del territorio, tema que hoy en día aún desconocemos”.

    Subir