7 de julio de 2020 7/7/20

Ocho años de prisión por violar a su hijastra de tan solo 12 en la Safor

Audiencia Provincial de València
Audiencia Provincial de València
  • Los abusos sexuales continuados que se produjeron entre 2014 y 2015 han sido reconocidos por el dominicano de 41 años condenado en firme

Un hombre de 41 años, originario de la República Dominicana, ha sido condenado en firme por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de València por un delito de abusos sexuales continuados a la hija de su pareja menor de edad, de tan solo 12 años. Los hechos ocurrieron entre agosto del año 2014 y marzo del 2015 en el domicilio que compartían en una localidad de la comarca de la Safor.

La madre de la menor de 12 años llegó a ser investigada por las sospechas que indicaban que pudiera haber tapado los abusos que su pareja sentimental le propinaba a su hija. La Policía Nacional pudo esclarecer incluso que la progenitora colocó un candado en la puerta de la habitación de su hija para que no salieran a la luz los abusos. Estos ocurrían mayoritariamente de noche, cuando tanto la madre como la hermana de la víctima dormían en la misma casa. Era en estos momentos cuando el autor, padrastro de la víctima, entraba en la habitación de la hija de su pareja sentimental y cometía los abusos sexuales que más tarde denunciaría la pequeña.

Con el transcurso de la investigación y con el pacto de conformidad al que llegaron la parte denunciante y la acusada, la madre quedó exenta. La víctima, cuatro años más tarde de ocurrir todo, se lo contó a una de sus primas.

La Fiscalía solicitaba once años de prisión para el condenado, pero finalmente reconoció los hechos en el juicio y, tras llegar a un pacto de conformidad entre las partes, se le rebajó tres años la condena hasta los ocho que deberá cumplir privado de libertad. Una vez haya cumplido estos entre rejas, tendrá que permanecer otros 16 años sin tener ningún tipo de comunicación con la víctima y cumplir una orden de alejamiento de 300 metros. Además, una vez el condenado pueda salir de prisión, estará diez años en libertad vigilada y deberá pagar a la víctima una cuantía total de 10.000 euros.

Es importante destacar que la sentencia es firme y sin posibilidad de recurso, por lo que el dominicano de 41 años está condenado a cumplir ocho años de prisión por los abusos sexuales continuados que realizó sobre su hijastra de tan solo doce en un municipio de la comarca de la Safor.

Subir