elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El PP pide al 'pacto del gasto' rebajar la presión fiscal a los vecinos

El PP pide al 'pacto del gasto' rebajar la presión fiscal a los vecinos - (foto 1)

    El Grupo Municipal del Partido Popular en Nules ha hecho un llamamiento al 'pacto del gasto' que gobierna la localidad para que el presupuesto de 2018, el tercero que se repartirán estas cuatro fuerzas políticas, contemple “una inversión en los vecinos y una rebaja de la deuda de la población”.

    “Creemos que sería interesante que, ya que les gusta echar la vista atrás, también lo hicieran para tomar como modelo nuestra gestión”. Durante ocho años de gobierno, el PP tomó como objetivo invertir en los vecinos y recortar la deuda. “El fruto se obtuvo en un solo año de gobierno”, ha recordado Mario García, portavoz del PP en Nules.

    Los datos de la etapa del Partido Popular revelan que los 7.690.000 euros de deuda que el PP heredó del gobierno de desavenencias de PSPV e IPN, se redujeron a 4.319.000 euros en el ejercicio 2008 para acabar en el año 2.015 con 2.202.000 euros. “Durante nuestra etapa de gestión fue objetivo prioritario rebajar la presión fiscal a los vecinos y recortar la asfixiante deuda que los socialistas y su socio nos habían dejado”.

    Para Mario García, concejal y portavoz del PP en Nules, “este objetivo debe prevalecer, al igual que ha de ser un reto recortar los periodos medios de pago a proveedores que el 'pacto del gasto' ha multiplicado por ocho en solo dos años de gestión”. Lamentablemente para Nules, “los pactos antinatura como este, no se miden por cómo empiezan, sino por cómo acaban. Y no queremos que el cierre de mandato repita los resultados de la coalición PSPV e IPN”.

    Cabe recordar que el PP logró recortar un 78% la deuda de socialistas e independientes y entregó al 'pacto del gasto' unos periodos medios de pago a proveedores de solo 5 días. “Ahora la deuda ha dejado de ser un objetivo, lo son los vecinos, pero no para invertir en ellos, sino para reclamar sus ahorros con el deseo de obtener la financiación suficiente para sus caprichos”. Ahora, ha apostillado Mario García, “ya no se paga a 5,02 días, se paga con 40,69 días de retraso, y los impuestos y tasas no se rebajan, sino que crecen o, si se da el caso, se advierte a la ciudadanía de su obligación de pagar, como hizo el pasado año el 'pacto del gasto' con los vados”. Es, efectivamente, ha considerado el portavoz del PP, “una muestra de la política real de quienes venían con una pretendida vocación social”.

    Subir