3 de junio de 2020 3/6/20

Nules adquiere las fincas anexas a la vila romana del Benicató

Nules adquiere las fincas anexas a la vila romana del Benicató - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Nules adquiere las fincas anexas a la vila romana del Benicató - (foto 2)
    Nules adquiere las fincas anexas a la vila romana del Benicató - (foto 3)
    Nules adquiere las fincas anexas a la vila romana del Benicató - (foto 4)

    El Ayuntamiento de Nules ha comprado las fincas rústicas anexas a la vila romana del Benicató para asegurarse la titularidad municipal y poder así iniciar en un futuro excavaciones con la intención de ampliar el yacimiento arqueológico.

    El consistorio ha invertido un total de 16.789,45 euros en la adquisición de estos terrenos, en concreto se trata de tres fincas. La primera tiene una extensión de 1.749 metros cuadrados, la segunda 2.248 y la tercera 1.161 metros cuadrados, "la valoración de los terrenos la han realizado los técnicos municipales y la compraventa se ha hecho de mutuo acuerdo entre los propietarios y el Ayuntamiento. La idea es preservar estos terrenos para poder llevar a cabo nuevas excavaciones ya que los expertos siempre han apuntado que la villa romana del Benicató puede ser más grande de lo que es en la actualidad", explica el Alcalde de Nules, David García.

    Ante lo cual, cabe recordar que el pasado mes de septiembre se reanudaron las excavaciones en la vila romana del Benicató después de varias décadas. Para realizar esta actuación se firmó un convenio de colaboración con la Universitat de València por lo que estas excavaciones fueron dirigidas por profesionales del Departamento de Arqueología de esta universidad con la colaboración de personal voluntario.

    La vila romana del Benicató fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y se descubrió el año 1955 cuando se realizaban tareas agrícolas en la zona. La Diputación Provincial de Castellón expropió los terrenos y en el año 1956 comenzaron las primeras excavaciones, después de 20 años se retomaron los trabajos en el año 1973. Posteriormente se cedió al Ayuntamiento de Nules, que es el que se encarga de su conservación.

    Subir