10 de abril de 2021 10/4/21

Muñoz: “Si Bonig cree en la regeneración democrática debería apartar al diputado de las listas al 26J tras el Gerardogate”

    El diputado socialista en Les Corts, José Muñoz, ha desvelado los numerosos gastos en restauración que cargó el ex conseller de Economía y Vicepresidente del Consell, Gerardo Camps, entre 2007 y 2011 a las cajas fijas de la Sociedad Proyectos Temáticos y Cacsa y que ascienden a más de 42.000 euros. En las facturas destacan gastos como botellas de vino a 40 euros, solomillos, sashimi de entrecote, botellines de agua a cinco euros, chupitos o bebidas espirituosas en los mejores restaurantes. Todo ello, hasta la propina que dejaban, se cargó al erario público. “Gastos que demuestran que mientras el Consell del PP nos pedía a todos los ciudadanos durante los años más duros de la crisis que nos apretásemos el cinturón, el dirigente popular no se privó de ningún capricho”, ha apuntado el dirigente socialista. Así, tras denunciar lo que ha denominado como el #GerardoGate, Muñoz ha instado a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, a que “si de verdad cree en la regeneración democrática aparte al diputado nacional del PP valenciano de las listas a las próximas elecciones generales.

    “Los socialistas no sólo denunciamos los gastos desmesurados por error como le sucedió al PP con el #BirraGate sino que lo hacemos por convicción, porque creemos en la transparencia y porque es necesario que los ciudadanos conozcan a qué se destinaba el dinero de las arcas públicas”, ha señalado Muñoz tras hacer públicas numerosas facturas firmadas por el propio Gerardo Camps a las que ha accedido tras solicitar documentación sobre los gastos de la caja fija de la Sociedad Proyectos Temáticos y Cacsa. El diputado ha explicado que estas facturas se refieren únicamente a comidas de estas dos sociedades públicas que dependían de Gerardo Camps. A ellas se sumarán las que cargó a la Conselleria y gastos en otros conceptos que se han encontrado y que, dado el elevado volumen de apuntes contables y que se cifran en miles de facturas, aún se están analizando.

    “Lo que está claro es que sólo en cuatro años el volumen de gasto de las cajas fijas de esta Conselleria y de las empresas públicas dependientes de Gerardo Camps ascendió a más de 553.000 euros”, ha reiterado el dirigente, quien ha lamentado que los responsables públicos del PP “no se privaran de ningún capricho a costa del dinero de todos los valencianos”. “Hay tantas facturas por el concepto de comidas que hay restaurantes a los que asistió en más de 125 ocasiones en un solo año”, ha continuado Muñoz.

    Desde el PSPV han incidido además en la estrategia que usó el ex conseller de Economía para intentar esconder el elevado número de facturas en comidas de lujo. Así, Muñoz ha explicado que Gerardo Camps repartió la facturación entre las tres cajas fijas que dependían de él –Conselleria de Economía, SPT y Cacsa- y ha denunciado cómo en la mayoría de los casos los gastos en concepto de dietas no contaban con ninguna justificación sobre quién asistía a las mismas ni con qué motivo. “¿Cómo es posible que existan tantas facturas de comidas a cargo de la SPT cuando su consejo de administración ni siquiera se reunía?” ha sentenciado Muñoz antes de recordar que, comprobando las fechas, y aunque no todas pertenezcan a Gerardo Camps, la Conselleria que dirigía y las empresas públicas que dependían de él cargaron a sus respectivas cajas fijas “comidas prácticamente todos los días con ausencia total de control”.

    “Lo que ha quedado claro es que el actual diputado tiene un paladar exquisito, pero también una falta de ética enorme a la hora de cargar sus comidas y hasta las propinas a las cuentas públicas sin ningún tipo de control” ha sentenciado antes de reiterar la necesidad de que “ahora Bonig tiene la oportunidad no sólo de proclamar que su partido está trabajando por la regeneración, sino demostrarlo con hechos, impidiendo que personas que se han aprovechado de esta manera del dinero de todos los valencianos y valencianas continúen haciéndolo”.

    Subir