2 de diciembre de 2020 2/12/20

Unas cien personas inauguran la Calle Blasco de Alagón

Unas cien personas inauguran la Calle Blasco de Alagón - (foto 1)
  • El director de museos, Carlos Sangüesa, hizo un breve recorrido por la vida del personaje histórico que da nombre a la calle y por distintas épocas de la misma

  • Rhamsés Ripollés agradeció a los vecinos su comprensión y a la empresa municipal CISE su trabajo

MÁS FOTOS
Unas cien personas inauguran la Calle Blasco de Alagón - (foto 2)
Morella inauguró ayer la principal vía comercial de la localidad. Cerca de cien personas asistieron al acto de inauguración, que contó con las intervenciones del edil de urbanismo, Rhamsés Ripollés, el director de museos, Carlos Sangüesa y concluyó el alcalde de Morella, Ximo Puig. Los vecinos de la zona pudieron conocer los detalles de la actuación, que ha supuesto una inversión de más de 260.000 euros.

El acto comenzó con la intervención del regidor de obras, que explicó las dificultades de la obra y las características más técnicas. Mediante esta actuación se han sustituido las conducciones y canalizaciones subterráneas, se han solucionado los problemas de filtraciones y blandones, se han modificado las aceras y se ha cambiado el adoquinado. Ahora, sólo falta instalar el alumbrado público en el interior de los poches. La obra está contemplada dentro del Plan Municipal de Renovación Urbana, que continuará con la renovación de la Calle San Julián que comenzará en los próximos días y la rehabilitación del tramo en el que convergen la Plaza Colón, la Calle Mare de Déu y Blasco de Alagón, a finales de año. La calle se abrió el pasado fin de semana para los peatones y el martes al tráfico. Por ello, Ripollés afirmaba que “más que un acto de inauguración, entiendo este encuentro como un agradecimiento a los vecinos por su paciencia y comprensión y a la empresa municipal CISE por la gestión de la obra que ha llevado a cabo”.

Un paseo por la historia
El director de los museos, Carlos Sangüesa continuó con las explicaciones, divididas en dos actos. El primero se llevó a cabo al final de la calle, y se centró en la vida, popularidad y poder de Don Blasco de Alagón, personaje que vivió en el siglo XIII y que da nombre a la calle. Posteriormente, los asistentes se desplazaron hasta la zona del Hotel Cardenal Ram, y Sangüesa explicó varias historias de la Calle. Grandes curiosidades históricas, que no lo son tanto si vemos la distribución actual de la calle. Según el director, en la época de esplendor de Morella, siglo XIV, la calle era la comercial, ya que en ella se llevaba a cabo el intercambio de alimentos. También se le conocía como la Plaza. Era una época en la que en la localidad habían más de 225 oficios, cifra que daba a entender la cantidad de habitantes que habían en el municipio. Si observamos la distribución actual de la localidad, esta es la principal vía comercial de la localidad e, incluso, los dos días de la semana en los que hay mercado, se celebran en esta arteria.

Sangüesa también explicó los cambios de nombre que tuvo la calle en el siglo XX, ya que empezó como Blasco de Alagón y se fue cambiando el nombre a Sant Roc, Matías Sangüesa y por último se devolvió el primer nombre. El director finalizó su intervención con unas palabras de Don Blasco de Alagón y reflejando la importancia de esta calle, con la metáfora de que este vial “es la yema del huevo de Morella”.

Por último, el alcalde de Morella, Ximo Puig, concluyó el acto reiterando los agradecimientos a los vecinos y a los trabajadores y destacando “que son las personas las que van edificando nuestra localidad”. El edil tomó la palabra de Carlos, en la que se veía la evolución de la localidad a través de una calle y, añadió “que para que nosotros estemos aquí, otros han ido dejando su huella durante toda la historia. Ahora, nos toca a nosotros hacer lo posible para que estas piedras reflejen la historia de los que hemos vivido en esta época”. Para finalizar con el acto, los asistentes pudieron degustar un vino de honor.

Subir