28 de febrero de 2021 28/2/21

Marzà: “Continuamos aumentando las ayudas en innovación con 1,9 millones de euros para dinamizar las bibliotecas escolares”

Marzà: “Continuamos aumentando las ayudas en innovación con 1,9 millones de euros para dinamizar las bibliotecas escolares” - (foto 1)
  • La partida destinada al fomento de la lectura en los centros docentes públicos aumenta un 41 % respecto al curso pasado

MÁS FOTOS
Marzà: “Continuamos aumentando las ayudas en innovación con 1,9 millones de euros para dinamizar las bibliotecas escolares” - (foto 2)

La Consellería de Educación, Cultura y Deporte ha publicado en el DOGV (https://www.dogv.gva.es/datos/2019/11/15/pdf/2019_10895.pdf) la convocatoria del Programa para la dinamización de las bibliotecas escolares y el fomento de la lectura en los centros educativos para este curso.

La inversión en este plan diseñado para mejorar los hábitos lectores del alumnado aumenta hasta 1,9 millones de euros. Esto supone un aumento del 41 % respecto al pasado curso 2018-2019, ya que la partida ha crecido en 550.000 euros. Cada curso se benefician de este programa alrededor de 1.100 centros educativos.

Estas ayudas se crearon hace cinco cursos y ya suman más de 7,1 millones de euros. Son uno de los ejes fundamentales del Plan valenciano de fomento del libro y la lectura, que establece, entre sus objetivos estratégicos, fomentar y propiciar la experiencia lectora en el sistema educativo valenciano y el uso de las bibliotecas.

En este sentido, el conseller Vicent Marzà destaca que “continuamos aumentando las ayudas en innovación con 1,9 millones de euros para dinamizar las bibliotecas escolares este curso”, y ha indicado que “la biblioteca escolar es un espacio privilegiado e insustituible para desarrollar el hábito lector de manera atractiva”.

Pero no solo esto, tal y como ha remarcado el conseller de Educación desde el inicio de este curso, “la innovación educativa es uno de nuestros ejes prioritarios de esta legislatura. Después de haber superado los recortes educativos y haber puesto en marcha el camino de la dignificación de la educación pública que fomenta la igualdad de oportunidades para todo el alumnado y la mejora de las condiciones del profesorado valenciano, en esta etapa nuestro trabajo se centra mucho más en lo que pasa dentro del aula y en establecer medidas y metodologías de trabajo para un modelo educativo innovador del que nos podamos sentir muy orgullosos”.

En esta línea, Marzà ha señalado las mejoras que se han introducido en la convocatoria de las ayudas a la dinamización de las bibliotecas escolares: “no solo se centran en la adquisición de libros, sino también en rediseñar físicamente los espacios lectores de los centros educativos con dotación de material que rompa la concepción de lectura propia de una biblioteca con estanterías, mesas y sillas. Esto lo aprendimos muy bien cuando hace unos años viajamos a Finlandia para conocer de primera mano la organización de espacios en aquel país puntero en innovación educativa”.

Otro de los aspectos nuevos que incorpora esta convocatoria es que abre la posibilidad de que los centros puedan pedir seminarios y cursos de catálogo de fomento de la lectura en los centros de formación, innovación y recursos educativos (CEFIRE).

Los seminarios de los CEFIRE son gratuitos y, a través de estas ayudas, los centros educativos también pueden organizar cursos y ponencias externas específicas para la formación de su profesorado que se ajusten a los proyectos innovadores de fomento de la lectura en cada centro.

Dentro de poco tiempo, la Dirección General de Innovación Educativa y Ordenación de la Consellería enviará instrucciones a los centros educativos para facilitarles esta tramitación, que la hará tanto el Servicio de Educación Plurilingüe (SEP) como el CEFIRE específico de Plurilingüismo, y las asesorías de ámbito lingüístico de los 11 CEFIRE territoriales enviarán instrucciones a los centros docentes con las novedades de esta convocatoria de ayudas.

Repensar las bibliotecas escolares del futuro

La finalidad de estas ayudas es mejorar los recursos de los centros para que desarrollen acciones programadas en el Plan para el fomento de la lectura, en especial, las dirigidas a desarrollar la competencia lectora, el fomento y la consolidación del hábito lector, las competencias mediáticas e informacionales, la alfabetización mediática, así como las que propician el conocimiento, la valoración y el aprecio de las manifestaciones literarias, además de la gestión y la dinamización de la biblioteca escolar como espacio educativo de aprendizaje para la construcción del pensamiento crítico.

Con esto se quiere favorecer que el centro pueda proveer, completar o actualizar los fondos bibliográficos de su biblioteca escolar y de sus bibliotecas de aula, así como facilitar la ejecución de prácticas y actividades de fomento de la lectura y de dinamización de la biblioteca.

Otro de los objetivos es propiciar la coordinación del centro educativo con la biblioteca pública más próxima para que la biblioteca escolar tenga asesoramiento técnico y formación de usuarios, así como estudiar fórmulas para posibilitar el préstamo interbibliotecario y, también, la participación en programas conjuntos.

También se aspira a estimular un procedimiento de apertura de la biblioteca escolar a la ciudadanía del entorno, especialmente en los municipios donde no se disponga de un servicio de lectura pública.

Cinco mil euros por centro

Los centros docentes públicos no universitarios tienen de plazo para la presentación de la solicitud 15 días naturales a partir de mañana. Para pedir estas ayudas es imprescindible que el centro educativo disponga de un plan para el fomento de la lectura y que este este sea actualizado.

Se hará una distribución equitativa del 50 % de la cantidad destinada a esta resolución entre todos los centros que las solicitan que cumplan los requisitos. La distribución del 50 % restante se hará considerando el número de estudiantes matriculados en el centro educativo dentro de enseñanzas de régimen general en el curso escolar 2018-2019. La asignación máxima que puede recibir un centro es de 5.000 euros.

Del total de la dotación económica que reciba el centro, se destinará entre un mínimo del 50 % y un máximo del 80 % a la adquisición de fondos bibliográficos de ficción y no-ficción en cualquier tipo de soporte, con el fin de dinamizar la biblioteca escolar y el fomento de la lectura. El resto de la dotación se destinará a la ejecución de actividades y prácticas de fomento de la lectura y de dinamización de la biblioteca escolar y de aula.

Además, de la dotación destinada a la adquisición de fondos bibliográficos, el centro podrá destinar, como máximo, el 40 % a la adquisición de obras literarias. El resto será para la compra de recursos de información, no novelísticos ni de ficción, relacionados con el currículum. Aun así, atendiendo a la protección estatutaria que la Administración pública tiene que procurar al valenciano, se establece que al menos la mitad de la dotación que destine el centro a esta finalidad tendrá que ser para la adquisición de fondos bibliográficos en valenciano. Igualmente, la mitad de la dotación asignada por el centro a la adquisición de libros tendrá que tener autoría o coautoría femenina.

Un eje vertebrador de este programa de dinamización de las bibliotecas escolares y del fomento de la lectura es que todas las actividades e inversiones se hagan desde la perspectiva de la educación inclusiva. Así, se procurará el desarrollo de experiencias que favorezcan la educación inclusiva y permitan la aproximación a la lectura y la utilización de los recursos documentales e informativos de la biblioteca escolar al alumnado con diversidad funcional, al alumnado con necesidades educativas específicas y al alumnado recién llegado al sistema educativo valenciano.

Subir