28 de octubre de 2020 28/10/20
ENTREVISTA

Juana María Delgado (UJI): “Necesitamos herramientas para anticiparnos a los brotes que van a seguir apareciendo”

Juana María Delgado (UJI): “Necesitamos herramientas para anticiparnos a los brotes que van a seguir apareciendo” - (foto 1)
  • La científica burrianense lidera un importante grupo de investigación que está rastreando las trazas del coronavirus en el aire para saber con cuánto tiempo de antelación se puede predecir un brote

MÁS FOTOS
Juana María Delgado (UJI): “Necesitamos herramientas para anticiparnos a los brotes que van a seguir apareciendo” - (foto 2)
Juana María Delgado (UJI): “Necesitamos herramientas para anticiparnos a los brotes que van a seguir apareciendo” - (foto 3)

¿Podríamos detectar el coronavirus en el aire antes de la llegada de una ola y así tomar medidas antes de que sea demasiado tarde? A esta pregunta está tratando responder Juana María Delgado Saborit, investigadora de la Universitat Jaume I, cuyo equipo de investigación está siguiendo la estela de varios investigadores italianos que hace unos meses encontraron trazas genéticas del SARS-CoV-2 en muestras que recogieron por Bérgamo, epicentro de la pandemia italiana. 

La iniciativa de esta burrianense, reconocida investigadora que ha pasado por la Universidad de Birmingham y el Instituto de Salud Global de Barcelona con la prestigiosa beca Marie Curie, podría suponer un antes y un después en la anticipación a este virus, especialmente en una posible ola. Pero, además, el análisis de los filtros del aire serviría para virus en el futuro.

Esta investigadora del Grupo de Epidemiología de la UJI ha recibido recientemente el reconocimiento de la Generalitat Valenciana en los premios que se otorgan cada 9 de Octubre. Lo ha hecho en representación de todo el sector valenciano de la ciencia, la investigación y la innovación. A continuación os dejamos la entrevista realizada tras el merecido galardón:

Enhorabuena por el reconocimiento. Será un orgullo poder representar a todo un colectivo.

Muchas gracias, sí. Además, las distinciones que ha hecho este año la Generalitat han sido muy especiales porque en lugar de reconocer el trabajo de una única persona han reconocido el trabajo de todo el sector. Fue un honor que me identificaran a mí para recogerlo en nombre de todos mis compañeros.

Háblenos del trabajo de su grupo de investigación.

El grupo es relativamente nuevo y está formado por gente que antes trabajaba en FISABIO Valencia, en la Universidad Miguel Hernández de Elche, yo vengo de trabajar de la Universidad de Birmingham, otra compañera de la Universidad de Edimburgo… Hay un conglomerado de gente muy preparada, con muchas ideas traídas de fuera y con sinergias muy interesantes que se están viendo ahora en la investigación.

La pandemia os hizo dar un giro en la investigación que estabais haciendo.

Así es. Nuestro grupo de Epidemiología Perinatal y Ciencias de la Salud estudia cómo los contaminantes atmosféricos afectan a los niños y en qué modo pueden influir en su salud. Ahora hemos abierto una línea de investigación junto con otros compañeros de microbiología en la UJI que también tenían sus propias líneas de investigación.

¿En qué campo del coronavirus os estáis centrando?

Queremos ver si se puede detectar el virus en filtros recogidos en el aire, es decir, la carga genética que deja en el aire. El objetivo es ver esa carga genética en los filtros y saber con cuánto tiempo de antelación antes de que se genere el brote. Sabemos que la gente antes de presentar síntomas son altamente infecciosos, son asintomáticos y no lo saben. Mientras, la carga en el aire empieza a subir mucho antes de que los pacientes lleguen al centro sanitario.

¿Habéis extraído ya alguna conclusión?

Es muy prematuro todavía porque la financiación del proyecto nos la dieron el 30 de septiembre y estamos arrancando todavía el proceso.

¿Dónde se ubican los filtros que vais a estudiar?

Queremos abarcar el ámbito geográfico que podemos controlar, es decir, Castellón, Valencia y Alicante. Hablamos con la Conselleria de Medio Ambiente para poder acceder a los filtros que ellos recogen todos los días. Tenemos un histórico ya de todo lo que se recogió en el episodio de marzo y abril. Por otra parte, queremos poner unas estaciones de medida propias para poder acceder más rápidamente a la información y medir la carga genética más rápidamente.

¿Estáis colaborando con otras entidades en esta investigación?

Estamos en centros de investigación diferentes. Si bien es cierto que el grupo más fuerte está en la UJI, contamos con colaboradores en la Universitat de València y en la Miguel Hernández de Elche. Es muy bonito porque aglutina a muchos investigadores que trabajan líneas parecidas.

Vuestro trabajo es para anticiparse al virus, algo similar que se hace en las investigaciones de las aguas residuales, ¿verdad?

Exacto. De hecho, los compañeros ya llevan un proyecto con aguas residuales en el nuestro departamento de salud. La idea sería no solamente intentar adelantarse al virus por las aguas residuales sino también ver cómo se comporta en el aire y tener esas dos alertas para generar el aviso que en el futuro podría incluso integrarse. Al final se podría utilizar inteligencia artificial para generar las alertas de forma más automática.

Aunque no deseada, esta epidemia es una oportunidad y un gran reto para vosotros.

Es un reto pero a la vez una oportunidad  de trabajo multidisciplinar, de generar nuevos conocimientos que no solamente se puedan aplicar a la situación que ahora tenemos. Si podemos poner esta herramienta epidemiológica de los filtros en el aire, se podría extrapolar para detectar cuando vengan los episodios de gripe o si en el futuro aparece otro virus. En definitiva, es poner algo que sirve para la problemática que tenemos ahora, pero que también puede servir para el futuro.

¿Una epidemióloga podría esperarse lo que hoy estamos viviendo?

Nadie nos lo creemos todavía. Nadie se imaginaba hace un año que fuéramos a ir con mascarillas por la calle. Esto será cosa del pasado cuando esté todo el mundo inmunizado ya sea porque hayamos conseguido una vacuna o porque tengamos inmunidad de rebaño. Yo creo que va a ocurrir mucho antes que otras vacunas en el pasado porque está toda la comunidad científica trabajando conjuntamente, se han conseguido avances en tiempo récord si lo comparas con el desarrollo de otras vacunas. Pero mientras eso no llegue, necesitamos unas herramientas flexibles que nos ayuden a gestionar todos estos picos y brotes que van a ir apareciendo. Por eso estamos trabajando para producir esa herramientas para la población.

Cerca de casa tenemos a gente muy preparada que está haciendo cosas importantes para luchar contra el coronavirus.

Así es, tenemos a gente muy preparada y que va a trabajar y generar resultados muy interesantes. En este sentido me gustaría dar las gracias a BBVA ya que ha sacado estas ayudas en distintos campos y ha invertido mucho para que desde distintas disciplinas se pueda ayudar a los investigadores a gestionar, controlar y erradicar de alguna manera el covid-19.

Subir