17 de febrero de 2020 17/2/20

El PSPV-PSOE vuelve a ofrecerse para mediar en el conflicto entre la empresa Talher y el Ayuntamiento

  • El portavoz socialista, José Manuel Orengo, pone de manifiesto su preocupación por el futuro de los trabajadores, de los que espera que no se queden sin trabajo

  • Los socialistas consideran que el problema no es la deuda con la empresa, sino la desconfianza de la misma después de los mensajes irresponsables y catastróficos que el gobierno de Torró ha lanzado sobre la situación económica

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en Gandia, José Manuel Orengo, ha vuelto a ofrecerse al gobierno de Torró para mediar en el conflicto que mantiene el Ayuntamiento con la empresa Thaler, encargada del mantenimiento de los parques y jardines de la ciudad, después del anuncio de ERE que ha hecho la empresa y que podría afectar a más de 50 trabajadores.

Orengo ha mostrado que su principal preocupación en este asunto es “la situación en la que quedan los trabajadores”. Una situación provocada, según Orengo, no por los impagos a la empresa, sino por “un problema de desconfianza entre el gobierno de Torró y la misma”, motivo por el cual el portavoz socialista se ha ofrecido para mediar entre las dos partes.

El portavoz socialista ha explicado que el conflicto entre el Ayuntamiento y la empresa “no debe acabar con los trabajadores yendo a la calle”, pues, en caso de finalizar las relaciones con la empresa, “la nueva encargada de los parques y jardines debería absorber a los trabajadores para que estos no sean los perjudicados y para que el servicio no se vea perjudicado”.

Por eso, José Manuel Orengo ha pedido que, en caso de que se acabe rompiendo el contrato con Thaler y la empresa realice el ERE, el Ayuntamiento garantice que los trabajadores no se quedarán sin el trabajo que han estado desarrollando hasta ahora.

Además, Orengo ha querido dejar claro que los trabajadores de la empresa “han ido cobrando hasta ahora todas las nóminas” y no se han visto perjudicados por los retrasos en los pagos a la empresa, dado que se trata de una empresa con capacidad para hacer frente a los gastos cuando existe la garantía de que se cobrará.

Pero el problema que tiene ahora la empresa es ese, que después de una reunión con el gobierno de Torró, no tiene la seguridad de cobrar. Según ha explicado la regidora socialista Ana García, esta desconfianza viene motivada por los mensajes “irresponsables y catastróficos” que ha ido lanzando el gobierno de Torró sobre la situación económica del Ayuntamiento, sumado a las condiciones que ha dado el Alcalde para pagar a los 40 proveedores, a los que citó juntos en una única y poco efectiva reunión, para decirles que se les pagará en siete años.

García asegura que el devenir de Gandia se verá perjudicado por estos mensajes que “de manera tan irresponsable” han ido lanzando los miembros del gobierno, incapaces de negociar y garantizar el futuro de servicios como el de los parques y jardines. Esta falsa situación de quiebra que ha ventilado Torró con la ayuda de Guillermo Barber y Víctor Soler, ha provocado la desconfianza de grandes empresas que trabajan para la ciudad.

Subir