17 de febrero de 2020 17/2/20

El PSPV-PSOE asegura que si el PP no ha pagado a proveedores como Thaler es “porque no ha querido hacerlo”

    Los portavoces del Grupo Municipal Socialista de Gandia Ana Garcia y José Manuel Orengo han salido al paso de las continuas acusaciones que reciben del gobierno del PP sobre la situación económica que han heredado y han hecho un ejercicio de responsabilidad explicando, por un lado, la deuda que dejaron, y por otro, el plan que tenían para poder hacer frente a la situación. Un plan que demuestra que “si el PP no ha pagado a los proveedores como Thaler es porque no ha querido hacerlo”, ha dicho Garcia.

    Junto con Garcia ha comparecido el portavoz de los socialistas, José Manuel Orengo, quien ha querido lanzar mensajes optimistas a la ciudadanía, asegurando que “a pesar de que el Ayuntamiento debe de mucho dinero, también ha puesto mucho dinero en la ciudad, consiguiendo un patrimonio de más de 751 millones de euros”.

    Por eso, y según el portavoz socialista, “ni el Ayuntamiento ni la ciudad están en quiebra, lo que necesitan es una gestión económica y no una gestión farandulera”.

    Con el análisis realizado por Garcia, los socialistas desmienten la situación de quiebra del Ayuntamiento que ha vendido el PP. Y es que, tal y cómo ha explicado Garcia, no se tiene que tener en cuenta sólo la deuda, también es importante tener en cuenta los ingresos del Ayuntamiento.

    Así, Garcia ha explicado que, a 9 de junio, se dejaron casi 3 millones de euros en caja para pagar nóminas y pagas extras del mes de junio y todavía sobraba dinero. Un dinero que, sumados a los ingresos del IBI de julio, hacen que el consistorio tenga en caja más de 25 millones de euros.

    En cuanto a las deudas, Garcia ha confirmado 14 millones de euros a proveedores del capítulo II (bienes y servicios, donde se encuentra Thaler, por ejemplo) y de subvenciones. Un dinero que, en caso de haber revalidado el gobierno, los socialistas habrían liquidado con el ingreso del IBI, “que da sobradamente para pagar esta deuda”, ha asegurado Garcia.

    Por eso, la concejal socialista ha dicho que “si no se está pagando a los proveedores como Thaler es porque el gobierno de Torró es de acción rápida pero sólo para hacer conciertos, playas artificiales con chiringuitos y corridas de toros, pero no para gestionar”, y ha asegurado que el problema es “que al PP se le acumulan los papeles encima la mesa y no mueven cabeza”.

    Orengo ha añadido también que “el Ayuntamiento tiene aproximadamente 18 millones de euros en caja para pagar, y si no lo está haciendo es o porque están de vacaciones o porque directamente no hacen nada”.

    Por otro lado, Garcia también ha reconocido tres casos especiales en cuanto a la deuda a los proveedores: 16,5 millones de euros del capítulo VI (inversiones), que se habían negociado ya con las empresas para pagar a tres años. Un acuerdo parecido al que se había llegado con FCC, a la que se le deben casi 7 millones de euros. En cambio, el gobierno de Torró propone pagos a siete años en vez de los tres que había negociado el gobierno de Orengo.

    La tercera cifra de la deuda a proveedores son los casi 13 millones de euros a la empresa pública Iniciativas Públicas de Gandia, que depende directamente del consistorio y que, según Garcia, tenía una compensación anual en el presupuesto.

    La mayor parte de la deuda es a largo plazo
    El anterior responsable de Economía también ha hablado de la deuda que Gandia tiene con las entidades bancarias y que se trata de una deuda a largo plazo. Se trata de una cantidad de 93 millones de euros a pagar hasta 2030 con aportaciones anuales de cerca de 3 millones de euros, una cantidad “perfectamente asumible para una ciudad que maneja presupuestos de cerca de 70 millones de euros”.

    Los socialistas aseguran que afirmar una situación de quiebra con estas cifras es un atrevimiento, dado que es una cantidad a pagar a largo plazo y, por lo tanto, “hay que saber también qué va a ingresar el Ayuntamiento cada año para ver que, efectivamente, se puede hacer frente a la situación”.

    Garcia ha sido también muy contundente cuando ha explicado que estos 93 millones de euros se reparten en 30 millones de la legislatura pasada, 34,5 millones del anterior, cuando el gobierno era en coalición con el Bloc, y el resto de legislatura anteriores.

    Garcia ha explicado, de forma muy pedagógica, que estos 93 millones se destinaron “a obras, mejoras, ayudas y proyectos que están en la calle y que todo pueden disfrutar, como por ejemplo el Passeig, la Vila Nova, la plaza del Tirant, Prado, el Teatre Serrano, las escoletes” y un largo etcétera.

    La anterior responsable de Economía ha explicado que el motivo de invertir esta cantidad de dinero era doble: en primer lugar, porque cada millón de inversión supone la creación de 33 puestos de trabajo, “y trabajo era el que necesitaba en ese momento la ciudadanía”, ha añadido Garcia. Y en segundo lugar, porque al mismo tiempo que se generaba trabajo “se mejoraba la ciudad para ubicarla en una buena posición para ser de las primeras en salir de la crisis”.

    Subir