26 de febrero de 2020 26/2/20

El Proyecto Motívate permitirá el cuidado integral de pacientes con cáncer de mama en el hospital

    La novena edición de la Cursa de la Dona que organiza el Club de Atletisme Safor Delikia destinará un euro de cada inscripción a mejorar la atención a las mujeres con cáncer de mama que se tratan en el Hospital de Día del Francesc de Borja de Gandia.

    Este proyecto piloto se pondrá en marcha en el departamento de salud de Gandia con el fin de crear un espacio de participación y convivencia entre las pacientes, los familiares y el personal sanitario, bajo el título 'Programa Motívate: Cuidado integral para mujeres con cáncer de mama. Departamento de Salud de Gandia. Proyecto piloto'.

    Entre los principales objetivos se encuentra el de mejorar la calidad de vida de las mujeres con cáncer de mama proporcionando la información, las habilidades y los recursos que necesitan para poder gestionar el día a día en las fases de tratamiento y también en las de pre y post tratamiento.

    Otros de los objetivos son los de proporcionar cuidados postquirúrgicos, informar, educar y ofrecer apoyo emocional; todo ello dentro de un ambiente apropiado para dicha situación, y garantizar una atención integral e individualizada y orientarles en las necesidades que puedan presentar estas pacientes, educando en el autocuidado.

    Por último, se pretende conseguir un elevado nivel de motivación que permita una mayor adhesión a la vida, disfrutando de la misma mediante cuidados nutricionales y estéticos, educación sexual, actividad física y terapias complementarias.

    Cabe recordar que el cáncer de mama constituye un problema de salud de gran repercusión en la población femenina por su alta incidencia y mortalidad, siendo la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres. En la Comunitat Valenciana se prevé diagnosticar una media de 1.400 casos nuevos al año.

    Aunque su pronóstico ha mejorado notablemente en los últimos años y la supervivencia actualmente es elevada, el propio proceso y los tratamientos que se aplican tienen importantes repercusiones personales y familiares. Es frecuente encontrar sentimientos de soledad, miedo, temor y falta de recursos frente a una situación nueva y traumática.

    Problemas como la depresión y la ansiedad pueden ser el resultado de la angustia a causa del diagnóstico, y la cirugía de mama puede repercutir psicológicamente en la imagen corporal y en la sexualidad de una mujer.

    Efectos secundarios como náuseas y vómitos, caída del cabello, fatiga o linfedema además de los síntomas asociados con la menopausia inducida por el tratamiento (sofoco de calor e inestabilidad emocional), son precisamente, algunas de las consecuencias físicas más frecuentes relacionadas con los tratamientos de cáncer de mama.

    Para la mujer, por lo tanto, el cáncer de mama no es solo un problema médico, sino que también es un problema que tiene una incidencia psicológica, emocional y social grave. El tratamiento eficaz requiere un enfoque profesional multidisciplinar y holístico, de manera que no solo se busque combatir la enfermedad sino promover el bienestar.

    Todo ello pone de manifiesto la necesidad de implementar programas como 'Motívate', centrados en las consecuencias para la calidad de vida de las mujeres diagnosticadas de esta neoplasia.

    Subir