18 de septiembre de 2020 18/9/20

Otorrinolaringología de Gandia amplía su equipamiento para el nuevo hospital

Otorrinolaringología de Gandia amplía su equipamiento para el nuevo hospital - (foto 1)

    El servicio de Otorrinolaringología del nuevo hospital Francesc de Borja de Gandia cuenta con equipamiento de última tecnología con el fin de mejorar la asistencia al paciente. Las consultas externas de este servicio se han puesto en marcha esta semana en las nuevas instalaciones de la avenida de la Medicina.

    El nuevo equipamiento consiste en un vHIT, un videonistagmógrafo, una torre de videoendoscopia de alta definición, dos videofibroscopios y una cabina de audiometrías con audiómetro digital.

    El vHIT (Video Head Impulse Heat) o prueba de impulso cefálico cuantificada, permite cuantificar la relación entre el movimiento ocular y el de la cabeza, detectar las diferencias y registrar movimientos oculares anómalos que aparecen en pacientes con lesiones vestibulares (relacionadas con el equilibrio).

    Mediante el videonistagmógrafo, el especialista puede detectar con mayor detalle el movimiento de los ojos, digitalizarlos, analizarlos y realizar así un diagnóstico más preciso de la patología vestibular.

    Además, el hospital ha ampliado el número de videofibroscopios (para realizar endoscopias otorrinolaringológicas) de dos a cuatro, de manera que todas las consultas disponen de uno, lo que permite "agilizar los tiempos y mejorar la calidad de diagnóstico", según ha explicado el jefe clínico de Otorrinolaringología del hospital de Gandia, el doctor José Manuel Viel.

    Por último, el nuevo audiómetro que se ha adquirido permite la conexión con la historia clínica digital a través de los sistemas informáticos Iris-Mizar y Orion Clinic.

    El servicio de Otorrinolaringología del departamento de salud de Gandia atiende un gran abanico de patologías, ya sean de carácter infeccioso, como oncológicas o quirúrgicas. Algunas de las más comunes son las relacionadas con el cáncer de laringe, las vegetaciones o las vinculadas a la cirugía del oído.

    En el nuevo hospital, el servicio cuenta con una sala para estudiar la audición y detectar posibles lesiones en el oído (audiometría e impedanciometría); otra para el estudio de las fosas nasales y las patologías relacionadas (rinomanometrías), otra para el estudio de la voz (sala de estroboscopia laríngea), y una para detectar el origen de mareos y pérdidas de equilibrio, entre otras disfunciones (videonistagmografía y exploración vestibular).

    Subir