10 de abril de 2021 10/4/21

El asesino de Gandia cometió graves errores que le delatan tras el crimen: Fue grabado y ya le siguen la pista

Puerta del domicilio donde fue asesinado Carlos A., en Gandia
Puerta del domicilio donde fue asesinado Carlos A., en Gandia
  • El investigado cerró con llave la casa de Carlos y la Policía ya tiene su descripción y su imagen por las cámaras del cajero automático donde robó el dinero

MÁS FOTOS
Miguel Pérez
El asesino de Gandia cometió graves errores que le delatan tras el crimen: Fue grabado y ya le siguen la pista - (foto 3)

Se acota el cerco del asesino de Carlos A., el gandiense de 67 años que murió violentamente el pasado viernes a manos de alguien a quien conocía bien.

La persona que mató a Carlos cometió graves errores tras acabar con su vida.

Tras atar a la víctima de manos y pies en su dormitorio, el asesino campó a sus anchas por la casa, tanto que al salir cerró doble con llave.

Tras asesinarlo y durante los siguientes días, se dirigió a una entidad bancaria para sacar todo el dinero posible de las cuentas de Carlos, habiéndole robado ya sus tarjetas de crédito.

Aquí llega el primer gran error. Pensando que si extraía el dinero en los dos cajeros automáticos del exterior de las sucursales bancarias no le pillarían las cámaras, se dispuso en varias ocasiones a robarle el dinero de sus cuentas bancarias ignorando que todos sus movimientos estaban siendo grabados por las cámaras de seguridad.

El asesino pensó que si no entraba al interior de la sucursal bancaria en las diversas veces que acudió no le pillarían las cámaras, pero pecó de creerse impune y él mismo ha dado las pistas de su rastro.

En estos momentos la investigación continúa y los agentes ya disponen de las horas y el lugar donde el asesinó extrajo el dinero de Carlos, por lo que el cerco empieza a acotarse de forma acelerada.

El asesino actuaba con total tranquilidad durante los seis días que permaneció el cadáver sin descubrirse, jornadas en las que sustrajo todo el dinero yendo al cajero automático sin nerviosismo aparente.

El segundo gran avance es que el grupo de Homicidios de la Policía Nacional ya conoce la descripción del posible asesino, incluso su nombre, ya que familiares cercanos y vecinos de la víctima han asegurado a los agentes que los días previos a su asesinato Carlos entraba y salía de su piso con la persona señalada.

Es por esto por lo que la puerta del domicilio no estaba forzada, ya que quien lo mató era conocido por la víctima y no le hizo falta revolver toda la casa para encontrar lo que quería. Por este motivo se ha descartado el robo casual.

Ya se trabaja en todos estos datos descriptivos junto a las imágenes de las cámaras de seguridad de la sucursal bancaria donde le robó el dinero varias veces y todos los indicios recabados por criminalística en el lugar del crimen, donde repasaron minuciosamente todos los rincones durante poco más de ocho horas.

En el domicilio se ha detectado que también han sido robadas cosas personales de la víctima, su cámara de fotos, su ordenador y su móvil, además de su Citroën C4 de color rojo que siguen sin aparecer.

Este es otro de los aspectos que más llaman la atención a los investigadores, ya que robarle el coche a la víctima podría delatarle más pronto que tarde, de la misma manera que los evidentes rastros que ha dejado tras robarle el dinero de sus tarjetas de crédito siendo grabado en la sucursal bancaria en varias ocasiones.

Autopsia

La autopsia del cadáver de Carlos A. sigue su curso durante esta mañana en el Instituto de Medicina Legal de Valencia, ya que durante todo el día de ayer no se finalizó por completo.

Hasta el momento los forenses han detectado un fuerte golpe en la cara del asesinado, además de que el cuerpo se encuentra notablemente hinchado y con evidentes signos de violencia.

Se ha confirmado que Carlos sufrió antes de morir, las evidencias muestran un sufrimiento notable por la violencia con la que el asesino actuó.

La causa de la muerte, en principio, sigue debiéndose a la asfixia.

Subir