2 de diciembre de 2020 2/12/20

La Unidad de Prevención del Cáncer de Mama de Elda examinó a 13.000 mujeres en 2008

  • Más de 120.000 mujeres han pasado por la Unidad en sus doce años de funcionamiento

  • Un 85% de la población diana acude a las citas

  • La tasa de seguimiento supera el 95% de las mujeres

La Unidad de Prevención del Cáncer de Mama (UPCM) de Elda ha realizado cerca de 13.000 estudios en 2008, y ya son más de 120.000 mujeres las que han sido examinadas por la Unidad en sus doce años de funcionamiento, con el objetivo de reducir la mortalidad detectando cánceres en fases muy precoces.

Ubicada en el Centro de Salud Pública de Elda, la UPCM es la encargada de aplicar el Programa de Prevención del Cáncer de Mama en el Departamento de Salud de Elda, en el que están incluidas las comarcas del Alto y Medio Vinalopó.

La población diana de la UPCM de Elda es de 29.000 mujeres aproximadamente, de las cuales un 85% acude a las citas. Por su parte, la tasa de seguimiento o adhesión al programa, es decir las mujeres que continúan examinándose cada dos años, es superior al 95%.

En horario de mañana y tarde, la UPCM de Elda asiste diariamente entre 70 y 75 mujeres, realizando un total de 295 mamografías.

Las mujeres de entre 45 y 69 años del Departamento son citadas por la Unidad cada dos años para la realización de una mamografía de doble proyección, y en caso de que exista sospecha de cáncer, la confirmación del diagnóstico y tratamiento por atención especializada. De este modo, el programa trata de obtener una reducción del 30% en la mortalidad por cáncer de mama en las mujeres sometidas a cribado.

La tasa de detección de cánceres de mama en Elda se sitúa en el 2,6%, habiendo detectado un total de 428 cánceres desde que la UPCM inició su actividad en Elda. Cuando no se detecta ninguna anomalía, la mujer recibe una carta en casa, informándole de ello. Asimismo, algunas mujeres precisan la realización otra mamografía en un plazo inferior a dos años, mientras que en otros casos determinadas pacientes necesitan completar el estudio con alguna placa más, una exploración física y otras pruebas complementarias como ecografías.

Según explican los especialistas “el pronóstico del cáncer de mama sigue dependiendo principalmente de la extensión de la enfermedad en el momento de la detección. De ahí, que el conseguir un diagnóstico precoz siga siendo la mejor vía para mejorar las posibilidades de curación. Y la ventaja de la mamografía es que permite detectar el cáncer de mama antes de que se produzcan síntomas”.

Subir