27 de mayo de 2020 27/5/20

El TSJCV condena a la Generalitat Valenciana por la muerte en el Hospital de Elda de una paciente por “falta de precisión y demora en abordar las complicaciones”

El TSJCV condena a la Generalitat Valenciana por la muerte en el Hospital de Elda de una paciente por “falta de precisión y demora en abordar las complicaciones”  - (foto 1)
  • La familia de la fallecida estudia ahora emprender acciones penales

MÁS FOTOS
El TSJCV condena a la Generalitat Valenciana por la muerte en el Hospital de Elda de una paciente por “falta de precisión y demora en abordar las complicaciones”  - (foto 2)

Carmen Pastor, una vecina del municipio alicantino de La Romana, ingresó en el referido Hospital el 24 de octubre de 2006 y le diagnosticaron una estenosis pilórica-estenosis duodenal. Cuarenta y siete días después de entrar al Hospital falleció.

En la sentencia dictada por el alto tribunal valenciano se indica que “se infringió la lex artis en la atención a la paciente y que, la falta de precisión previa a la primera intervención y la demora en abordar las complicaciones derivadas de la misma determinaron causalmente el fallecimiento de la paciente”.

Las paciente fue intervenida por primera vez el 23 de noviembre de ese año por el cirujano Dr. Emilio Meroño Carbajosa, actuando como primer ayudante el Dr. Navío, para practicarle una Vagotomía, Antrectomía gastroscopia y reconstrucción de Y de Roux. Sin embargo, la evolución del postoperatorio no fue satisfactoria y cinco días después, el 28 de noviembre, se le somete a un TAC tras el cual el facultativo que informa sobre los resultados del mismo pone de manifiesto en su informe que “..la estenosis duodenal estaba inmediatamente anterior a la papila”, poniendo de manifiesto a continuación que “No comprendo si la situación no estaba clara por qué no se realizó un estudio previo a la cirugía para localizar la papila exactamente con respecto a la estenosis duodenal”.

Como consecuencia de las complicaciones la paciente fue sometida a dos nuevas intervenciones los días 2 y 4 de diciembre de aquél año también por el doctor Meroño, tras detectarle un derrame pleural. Cinco días después de la última operación quirúrgica, Carmen Pastor falleció en el Hospital de Elda por sepsis generalizada.

El viudo, Fermín Sepulcre, y sus dos hijos, Pablo y Ana Belén, interpusieron una demanda ante el TSJCV que ha fallado ahora a su favor. El objetivo de esta demanda, y de las posibles acciones penales que ahora está estudiando la familia, es “demostrar que la muerte de mi mujer se debió a que no se fue preciso en la primera intervención y después no se actuó con la suficiente inmediatez que requería el caso para atajar las complicaciones surgidas”, ha señalado Sepulcre.

La sentencia contempla una fuerte indemnización pero Sepulcre ha indicado que “nosotros no queremos hablar de dinero porque la vida de una persona no se puede cuantificar, no hay dinero en el mundo para compensar la ausencia de una madre y de una esposa, sobre todo cuando tienes el convencimiento de que su muerte podría haberse evitado si se hubiera actuado de otra forma”.

La demanda de la familia de Carmen Pastor ha estado dirigida por el Letrado Rafael Martín Bueno, prestigioso abogado de Madrid especialista en negligencias médicas. En este sentido la familia ha subrayado que “pretendemos haciendo pública la sentencia que esto no vuelva a ocurrir porque es muy doloroso para toda la familia”. Los abogados están ahora valorando la vía penal porque “lo único que, por desgracia, podemos hacer ahora es recordar con cariño a mi mujer y honrar su memoria tratando de que se esclarezca todo lo que ocurrió”.

Subir